7 ago. 2014

"Suay Laak Sai" (2007): Enfermeras que quieren que duela


Por Gabriela Mesones Rojo
@unamujerdecente
Venezuela

El cine asiático es una de nuestras principales referencias a la hora de hablar del terror en la pantalla. "El fotógrafo", "Juego fantasmal y "4bia" son tres de las películas de terror tailandesas más vistas a nivel mundial, así que Tailandia compite mano a mano con sus vecinos asiáticos de prestigio internacional. Las historias de terror tailandesas suelen estar unidas a las mismas historias que acechan a occidente: magia negra, locaciones embrujadas, fantasmas asesinos; así como relatos de terror que se unen a la historia y a la tradición oral del país.

"Suay Laak Sai" (2007), conocida también como "Sick Nurses" por su título en inglés, plantea una de las premisas más conocidas por todos: un fantasma ahogado en ira vengativa viene en busca de justicia divina, en busca del sufrimiento de quienes lo merecen. Aunque la premisa no sea nueva y aunque sea difícil convencer a la audiencia de un fantasma asiático de pelo larguísimo que le cubre mitad del rostro y que asesina de formas tenebrosas a sus víctimas, esta película posee una propuesta visual sencilla y oscura, irónica y que no ahorra en la exposición de sangre y tortura.

El largometraje trata de un grupo de enfermeras hermosas que trafican órganos en el mercado negro junto con el doctor cabeza del departamento (Wichan Jarujinda). Cuando Tawan (Chon Wachananon) se entera que su novio, el doctor Taa, tiene un amorío con su hermana Nook (Chidjan Rujiphun), amenaza con decirle a las autoridades acerca del negocio ilícito que llevan entre todos. Las enfermeras asesinan a Tawan, quien vuelve a los siete días, para darle vida a una de las tradiciones rurales tailandesas, en busca de su ser amado y en busca de eliminar de la ecuación a quien se interponga.

"Suay Laak Sai" fue la película nacional con más ingresos de taquilla en Tailandia en el año 2007, aún con la problemática censura debido a la violencia de las escenas. Un buen debut en el universo cinematográfico y en el mundo del horror para los directores Piraphan Laoyont y Thodsapol Siriwiwat.

Cada personaje es mostrado a partir de sus obsesiones: todas las enfermeras buscan compulsivamente la perfección de sus cuerpos, y son estas mismas debilidades las que utilizará el fantasma de Tawan para los asesinatos. La narrativa de la película está hecha a partir de recuerdos de los personajes, intercaladas por los crueles asesinatos de cada una de ellas.

Los asesinatos son el centro de toda emoción. El fantasma no se suele llenar las manos de sangre, sino que posee a las víctimas para que se embarquen en viajes dolorosos y semi-suicidas. Digo semi porque la posesión no es absoluta ni hipnótica, así que las victimas están completamente conscientes de lo que están haciéndose a sí mismas y a las personas de su entorno. Hay dos escenas icónicas dentro del filme: una pareja de gemelas ¿lesbianas? es perseguida y aterrorizada por el fantasma hasta que una de ellas es poseída y obligada a mutilar y desmembrar lentamente con utensilios de amputación a su hermana y media naranja. Paralelamente, una chica es transportada a una habitación sin salida y es obligada a masticar hojillas hasta ocasionar el desprendimiento de su mandíbula, para después ser asfixiada con un feto muerto. Todo muy visceral.

Es, además, un filme con una visión particular con respecto a la femineidad y el rol de la misma. Se retratan obsesiones femeninas que son producto de la visión de la sociedad contemporánea hacia la mujer. La maternidad, la dieta extrema, el matrimonio, la cirugía plástica, la competitividad femenina son retratados como el trasfondo vivencial de cada personaje. También se muestran escenas de un pasional romance homosexual con grandes consecuencias, mientras exploran levemente la temática de los límites de género. Para los parámetros de una película de terror con tantos personajes femeninos, no presentan la sexualidad de forma explícita, aunque los escenarios –al igual que el título en inglés- estén unidos a un aura de película porno de los años 90.

A pesar de tener una premisa sencilla y ya vista, la película logra mantener el suspenso y el factor sorpresa hasta el final. Vale la pena ver cada gota derramada en el piso de este lúgubre hospital de Bangkok.

Título original: "Suay Laak Sai". Título alternativo: "Sick Nurses". País y año: Tailandia, 2007. Directores: Piraphan Laoyont y Thodsapol Siriwiwat. Elenco: Chon Wachananon, Wichan Jarujinda y Chidjan Rujiphun.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?