12 ago. 2014

"Sinister" (2012): Un acertado "found footage"


Por Romi Costa
Uruguay

Desde que vi el tráiler, "Sinister" (2012) me atrapó, me asustó y me generó intriga. Mucho se ha dicho que el género terror está perdido, que ya no se ven películas como las de antes, que "Paranormal Activity" logró rescatar y resucitar algo de esa esencia, pero que en la cuarta entrega terminó enterrando lo que una vez se vio en 2007.

Una forma de lograr resurgir el género fue contando con las actuaciones de desconocidos, porque como se sabe, cuando hay un actor de renombre algo de la trama se pierde y se vuelve predecible. Un poco desanimaba el hecho de ver que el protagonista era Ethan Hawke, pero es un muy buen actor, y si la película fue buena, fue gracias a él.

"Sinister" empieza mostrando un video casero, en formato Super-8, donde una familia entera es colgada de un árbol, todos con sus cabezas tapadas. Un crimen que no tuvo explicaciones, y a eso se le agrega la desaparición de la hija más pequeña de la familia. Este crimen es la inspiración de Ellison Oswalt (Hawke), quien tratará de descubrir el paradero de Stephanie, la niña desaparecida.

Oswalt es un escritor de libros de terror, que investiga crímenes verdaderos y los convierte en novela. Tuvo un gran éxito con una de sus obras, pero también grandes detractores, como la Policía. Con este crimen tratará de volver a la fama y conseguir el dinero suficiente para no tener que cambiar de hogar tan seguido. Por esta razón es que se muda a la misma casa del crimen, sin que su esposa e hijos lo sepan.

Al principio de la película, el personaje parece salido de una novela de Stephen King, tanto por sus características como por la trama, pero luego va tomando forma y originalidad, pero con la misma efectividad de King.

Utilizando la técnica "found footage", los responsables de "Sinister" acertaron en grande. La idea de introducir una caja que contiene cintas filmadas en formato Super-8 hace que el espectador se ponga en la piel de Oswalt, y descubrir cosas al mismo tiempo que el personaje. El sonido del reproductor con la cinta, el ambiente del estudio, la música de fondo, todo permite una excelente ambientación que hace que el público sienta miedo. Mientras Oswalt mira las cintas, el terror se hace presente. Esta técnica de mostrar películas caseras es muy efectiva, y se ha utilizado últimamente dentro del género de terror.

Si bien los espectadores se asustan en algunas escenas, el elemento que provoca ese miedo es repetido varias veces en poco tiempo, lo que apaga un poco el terror. De verdad funciona, pero la repetición hace que se torne un poco predecible.

Hay que elogiar a Hawke que brindó un buen personaje, de esos que hacen que todo sea creíble. También hay que destacar el hecho de que se utilizó poco presupuesto, pero que fue muy bien empleado. Ya no es necesario gastar tanto en efectos y paisajes, sino ambientar la escena lo más caseramente posible, hacerla real.

Es difícil criticar este género, ya que no se puede decir mucho sin meterse de lleno y arruinar las expectativas. Una película recomendable, seguro la van a disfrutar.
 
Título original: "Sinister". País y año: Estados Unidos, 2012. Director: Scott Derrickson. Guión de: Scott Derrickson y C. Robert Cargill. Elenco: Ethan Hawke, Juliet Rylance, Clare Foley, Vincent D’Onofrio y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?