2 abr. 2014

Carolina Andújar habló sobre su nueva novela: "Estoy feliz con el resultado"

La joven escritora colombiana Carolina Andújar presentará el próximo sábado 10 de mayo su nuevo libro "Pie de bruja" en el marco de la 27a Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBO 2014).

"Pie de Bruja" es una novela llena de pasión en la que se entremezclan el folclor, la superstición y la magia verdadera. "Tanto los personajes principales como los villanos son muy humanos, a veces en el peor sentido de la palabra, y éste es el aspecto más escalofriante de la trama en lo que me concierne, pues a menudo como género podemos desbancar a los monstruos más terribles de la fantasía. La historia es profunda, mágica y fuerte, pero también emotiva y divertida, y se revela poco a poco de modo que el lector no deje de sorprenderse a medida que avanza. Estoy segura de que no querrán detenerse hasta el final", afirmó Andújar.

Contanos cómo fue el proceso de creación de esta novela. ¿Fue más fácil o más complicada que las anteriores? ¿Por qué?
 
Definitivamente fue más complicado escribir "Pie de Bruja" que "Vampyr" o "Vajda" por el lugar en el que me encontraba: el calor y el bullicio urbano no me permitían concentrarme ni dormir. Fue un proceso emocionalmente agotador porque ansiaba escribir esa historia que ya ocupaba todos mis pensamientos, y con demasiada frecuencia no podía hacerlo a causa de las condiciones externas. Sufrí mucho como creadora, tanto así que resolví marcharme definitivamente de la ciudad. Considero una proeza haber desarrollado una novela tan especial en esas circunstancias, y haber entregado el manuscrito que anhelaba redactar desde un comienzo en la fecha estipulada fue un milagro.

¿Por qué decidiste dejar de lado los vampiros para adentrarte en las brujas?


La brujería despierta mi interés constante en sus aspectos histórico y antropológico, pero sobre todo en el ficticio. De hecho, ya había incluido algunos brujos en mis novelas anteriores ("Vampyr" y "Vajda"), y que los villanos principales fuesen hechiceros además de vampiros fue determinante en las tramas de ambos libros. En esta ocasión quise abordar el tema de lleno, no como un aspecto secundario de la narración, y quise hacerlo desde la perspectiva de los brujos. Estoy muy feliz con el resultado: aunque la investigación fue extensa y profunda, esto no se refleja en una lectura densa, lo cual es difícil de lograr. Sé que los amantes de la literatura paranormal apreciarán las leyendas balcánicas que quise rescatar, en especial porque estas últimas siguen siendo prácticamente desconocidas en los países de habla hispana y no hacen parte de mis novelas anteriores.

¿Por qué el título? ¿Cómo surgió?

Me golpeó como un rayo mientras leía "Fausto" de Goethe: gracias a un sueño que había tenido poco antes, supe que ese era el título de la novela que estaba escribiendo y me apresuré a hacerlo parte de la historia. Hablaré un poco más al respecto durante el lanzamiento de "Pie de Bruja", pero prefiero no adentrarme en detalles, en especial porque quiero que los lectores develen su importancia a través de la lectura.

¿Viste películas de brujas para inspirarte?
 

Más que películas de brujas, busqué títulos de Europa oriental para verificar que mi intuición acerca del sentimiento balcánico que quería plasmar en la novela fuese acertada. Tuve la suerte de encontrar una espléndida llamada "Kytice" (2000), basada en la obra del mismo nombre del poeta checo Karel Jaromir Erben. El filme nos presenta siete leyendas eslavas, un bouquet de florecillas de la tradición lírica de los Balcanes, entre las cuales hay una dedicada a la "bruja del mediodía" o Polednice, a quien una madre desesperada amenaza con llamar para que se lleve a su pequeño que no cesa de llorar. Cada pasaje independiente tiene un toque macabro particular que sólo se encuentra en el folclor de Europa oriental, un terror austero, siempre amenazante, que se funde con la superstición y el fervor religioso característicos de los campesinos eslavos del pasado. La crueldad que hoy en día brilla por su ausencia en los relatos y películas occidentales de fantasía no fue disfrazada o minimizada por el director, quien digno de la más profunda reverencia. "Kytice" es, además, un filme bellísimo, no recuerdo haber visto uno cuya estética me deslumbrase de un modo semejante. Lo recomiendo muy especialmente a todos los lectores de "TERRORÍFILO".
También vi una película serbia bastante buena cuyo nombre no recuerdo ahora, una excelente de Bosnia llamada "Grbavica" (2006), una pésima de Hungría llamada "El caballo de Turín" (de las peores películas que he visto sin duda alguna, seguramente fue aclamada por la crítica pseudointelectual por su insoportable lentitud), una de Eslovenia atrayente desde el punto de vista cultural y otra de Bulgaria que me decepcionó mucho, pero ninguna se relacionaba con el tema de mi libro, sino con la región general en que basé la trama, así que todas fueron educativas a su modo. Vi un documental espectacular acerca del pianista húngaro-polaco Piotr Anderszewski, quien en el transcurso de la filmación recorre los Balcanes en tren para visitar algunos lugares de importancia personal para él y dar recitales de piano. Éste me hizo llorar varias veces pues la gente como él escasea en nuestro siglo; es una muestra de verdadera sensibilidad artística. También vi otro documental acerca de un alcalde eslovaco que hace las veces de celestino en su pueblo, es bastante divertido y sobre todo interesante, se llama "Matchmaking Mayor" (2010), en inglés.

En fin, mi propósito fue llenarme de Europa balcánica en lo posible para complementar mi investigación y, sobre todo, para percibir a través de un medio audiovisual los sentimientos de un lugar detenidos en el tiempo, pues los únicos países que conozco de la mencionada región en la vida real son Hungría, Croacia y Yugoslavia. Sin embargo, no suelo basar mi investigación en películas sino en libros, reportajes o ensayos académicos, así que estas experiencias cinematográficas fueron más que nada entretenimiento para mí. En cuanto a las películas de brujas o de terror, quise ver "Warlock" (1989) de nuevo porque creía recordar que contenía algunas supersticiones específicas bastante llamativas, pero no pude encontrarla, así que tendré que buscarla en el futuro (aún tengo curiosidad). Volví a ver "The Craft" (1996) mientras escribía "Pie de Bruja" por casualidad porque la estaban pasando en televisión y la disfruté tanto como antes. Mi hermana Michelle me recomendó ver "Drag me to Hell" (2009), cuyo personaje principal es una bruja gitana, la cual me hizo reír a carcajadas (la considero comedia, y bastante buena, pero no terror), y fui a cine a ver "The Conjuring" (2013), que me hizo proferir un sinfín de imprecaciones.

¿Cuándo será el lanzamiento tu nueva novela?


Durante la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBO 2014). Espero que puedan asistir, es un evento maravilloso.

¿Ya estás escribiendo tu nuevo libro? ¿Volverás a los vampiros?

Sin duda, ansío volver a los vampiros malvados, creo que siempre ejercerán una poderosa fascinación sobre mí. Aún no he empezado a escribir la cuarta novela, que unificará a las tres anteriores (incluida "Pie de Bruja") pero tengo una idea bastante clara de lo que deseo hacer con ella. Ya encontré algunos elementos importantes de la investigación central, y puedo anticiparles que un personaje muy especial de la nueva generación "Vampyr" ha empezado a forjarse en mi interior.

La última: ¿con qué se va a encontrar el lector al comprar un ejemplar de tu nueva novela?

Se va a encontrar con el diablo (risa macabra).

2 comentarios :

"Pie de bruja" es como los otros dos libros de Carolina Andujar, pura basura comercial y no màs. Lean "Unos cuantos vampiros colombianos" de Campo Ricardo Burgos, un texto que se consigue en internet y que denuncia el pobre remedo para bobos que es la obra de Andujar.

Que a ti no te guste no quiere decir que es basura, respeta la lectura de los demás gracias Németh :p










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?