7 mar. 2014

"Young Sherlock Holmes" (1985): Una película notable, mágica y entretenida


Por José Manuel Gomis Aracil
Escritor y crítico de cine
España

El universo de Sherlock Holmes propone un mundo donde el "bien" tiene su antítesis en un "mal" generado precisamente porque existe el "bien".

En "Young Sherlock Holmes" (1985), producida por Steven Spielberg y su compañía Amblin Entertainment, se explican los hechos que llevan al genial detective británico a desembocar en su mundo, lleno de deducciones, de hechos inexplicables, de misterio y de amistad, encarnada en su inseparable compañero de aventuras, el doctor Watson. La película narra las aventuras de los dos inseparables detectives teniendo como punto de partida un supuesto encuentro de ambos a una edad prematura.
 

El guión, a cargo de Chris Columbus, juega con todos los arquetipos del personaje intentando no dañar los dogmas ya establecidos por el autor de las famosas obras literarias, Arthur Conan Doyle, ni la primera novela del genial detective "Estudio en escarlata".

El director Barry Levinson y el encargado de la Fotografía, Stephen Goldblatt, responsable también de producciones como "The Prince of Tides" (1991), "Batman Forever" (1995), "Batman & Robin" (1997)  o The Prince of Tides, proponen un juego de sombras y una puesta en escena muy variada con un trasfondo victoriano razonablemente juicioso, lleno de pequeños detalles y bien argumentado, jugando con contrapicados y dosificando la acción al más puro estilo Spielberg.

La banda sonora resulta de lo más sugerente. El compositor Bruce Broughton ofrece un estilizado score con misterio y ritmo, con ese sabor victoriano que deben tener estas películas aplicando grandes dosis de cuerda y flauta, como así también combinando con la música un gran soporte de coros, dotando a la cinta de una oscuridad inusitada.

La historia comienza en el Londres de 1870, con un prólogo donde se narra el primero de unos extraños asesinatos llevados a cabo por un encapuchado misterioso. Éste lanza un dardo a sus víctimas con una especie de alucinógeno, desencadenando en sus mentes pesadillas tan reales que hacen que éstos se suiciden.

Paralelamente, en el prestigioso colegio Brompton, un joven Sherlock Holmes, encarnado por Nicholas Rowe, conoce al que será su gran amigo y compañero John Watson, interpretado por Alan Cox.

Varias personas de la ciudad son atacadas por el misterioso personaje. Holmes sospecha que los suicidios no son casuales, sino asesinatos selectivos, pero el inspector Lestrade, de Scotland Yard, niega cualquier relación entre las muertes. Entre tanto, Holmes se enamora de la sobrina de su estrafalario mentor Rupert T. Waxflatters, al que da vida Nigels Stock. Elizabeth, interpretada por la bella Sophie Ward, termina ayudando a sus dos amigos en el descubrimiento de una extraña trama relacionada con una pirámide donde se llevan a cabo sacrificios humanos.

La película "Young Sherlock Holmes", también conocida como "El secreto de la pirámide", sería el primer ensayo de lo que sería una franquicia futura muy exitosa. El guionista Chris Columbus dirigiría después las adaptaciones de los dos primeros libros de Harry Potter, que recuerdan mucho la estética y los personajes de "Young Sherlock Holmes" en la recreación del Colegio Hogwarts y sus intrigas.

En suma, el público se encontrará ante un entretenimiento de primera clase, un clásico que ningún niño debería perderse. Para la posteridad, quedan las impactantes secuencias de los dardos envenenados, con especial mención al caballero que salta de la vidriera de la iglesia, que fue el primer efecto generado totalmente por computador, creado por el entonces trabajador de Lucasfilm, John Lasseter, diez años antes de dirigir "Toy Story".

Lo dicho: una joyita que hay que disfrutar al menos una vez en la vida, sobre todo durante la infancia. Una película notable, mágica, fresca, entretenida y lo más importante: respetuosa con el personaje literario hasta la extenuación. No se puede pedir más. ¡Ah! ¡Quédense hasta después de los créditos o se perderán la sorpresa final!

Título original:
"Young Sherlock Holmes". Título alternativo: "El secreto de la pirámide" y
"El joven Sherlock Holmes". País y año: Estados Unidos, 1985. Director: Barry Levinson. Guión de: Chris Columbus, en base a los personajes creados por Arthur Conan Doyle. Elenco: Nicholas Rowe, Alan Cox, Sophie Ward y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?