18 abr. 2013

Hernán Moyano: “El cine de terror actual me aburre bastante”


Por Lucio Ferrante
Argentina

"TERRORÍFILO" entrevistó nuevamente al productor argentino Hernán Moyano, uno de los pilares de la extinta productora platense Paura Flics. Este talentoso joven, que ha producido proyectos como "36 pasos", "Sudor frío" o "2/11: Día de los Muertos", es una de las personas que más sabe de cine de terror en el Río de la Plata.

Durante esta extensa conversación, Moyano habló de su pasión por el terror, de cómo comenzó a trabajar en el mundo audiovisual y, entre otras cosas, dio su parecer sobre el cine de género que se produce hoy en día y de la movida que existe en Argentina.

¿Cómo te metiste en el mundo del cine?

Mi viejo es fanático del cine, y a los 4 años ya estaba en una sala viendo películas con él. Su inconsciencia lo llevó a sentarme a ver todo tipo de producciones, hasta las prohibidas para menores. Así fue como empecé a ver compulsivamente películas, series y todo tipo de materiales que tenía a mi alcance. Era pobre y mis juguetes eran la televisión y mi imaginación. Así fue como empezó mi enfermedad por el cine.
A los 15 años, el hermano de uno de mis mejores amigos, que era productor de cine y televisión, me llevó con él a su productora en capital para hacer meritorios. A los 20 días estaba aprendiendo cómo se hacía el desglose de un largometraje. Ahí arranque a trabajar en cine y publicidad.

¿Cuáles fueron las películas que te marcaron a lo largo de tu vida?

Todas. Alguna vez me dijeron que hasta de la película más horrible del mundo podés sacar algo. Un plano, un personaje, una puesta de cámara, una línea de dialogo... y es posta. Pero el cine de horror en general es lo que más me apasiona. Aunque veo de todo. Si tengo que tirar un par, diría "El exorcista", "Halloween", "Sorcerer", "Karate Kid", "Vestida para matar", "Suspiria", "Rojo Profundo", "Tetsuo" y mil millones más.

Cinco actrices que te quemen la cabeza y cinco películas que te parezcan de culto.

Linda Lovelace, Zohra Lampert, Tura Satana, Soledad Miranda y Ana Patricia Rojo. Mis películas de culto son "Der Fan", "El cebo", "Esa casa en las afueras", "Angst" y "The Vanishing".

¿Con qué actrices te gustaría filmar (de culto obviamente, no me vengas con una Angelina Jolie porque te tiro la entrevista por la cabeza)?

Me muero por laburar con Vera Farmiga, pero eso es una cuestión personal. Nada de culto. Una vez Pablo Meza me tiró una foto con ella y me contó que la conoció en un festival y que era una mina genial. De culto, miles. Me hubiese gustado trabajar con Soledad Miranda, pero eso no se va a poder dar.

¿Con qué directores te morís por trabajar?

Cristian Bernard, Flavio Nardini, Ezio Massa, Pablo Parés, Hernán Saez, Daniel de la Vega, José Campusano, Mad Crampi, Sebastian Pivotto, German Magariños, Pablo Illanes y muchos amigos más.



¿Se puede vivir del cine?

Solo si sos mantero o hijo de algún productor saca subsidio.

Como productor, ¿cómo ves hoy al INCAA? ¿Cómo lo ves en relación al cine de género? ¿Cuáles son los mayores aciertos y problemas que tiene este organismo?

Creo que el panorama cambió mucho desde que arrancamos a hacer cine de género. En ese entonces era medio impensado que una película de terror lograra apoyo del INCAA. Luego, con mucha insistencia y buena repercusión de los proyectos de muchos colegas, se abrió una brecha. Ahí pudimos entrar algunos y probar suerte en lo industrial. Eso sí, de manera dispar, pero esto sentó precedentes y por suerte hoy si presentás todo como se debe, no veo razón por la cual no logrés el apoyo para llevar adelante un producto de este tipo y con apoyo del INCAA.
Me parece que el problema radica en que a veces se hace foco en la producción de películas, pero no en el tema de distribución y exhibición. Ahí está el mayor problema de los realizadores nacionales. Estamos produciendo películas para los familiares o para un gueto muy reducido. Incluso, las películas que no son de género se ven afectadas por esta realidad. A veces las películas de género salen mejor paradas ya que tienen un público cautivo que se entera y acompaña. Las producciones de otros géneros tienen menos difusión y más problemas para lograr una distribución internacional. Solo les queda el mercado dómestico.

¿Te animás a hablar detalladamente sobre la movida de cine fantástico argentino?

Es medio inabarcable. Todo arrancó con Farsa Producciones, sin dudas. Ellos sirvieron de ejemplo; a partir de ahí la génesis. Muchos comenzaron a producir pensando en marcar un antecedente y devolver el cine de horror a Argentina. Toda gente muy joven e inconsciente. Eso ayudó mucho. Nadie pensaba en si el camino era complicado o si llegaríamos al objetivo buscado, pero todos seguimos. Nos encontramos muchas veces charlando y tirando ideas en festivales y muestras under. Es lindo ver que, con el paso del tiempo, los que arrancaron todo, aún siguen produciendo. Somos como el ejército del terror argento. Incluso, en algún momento, había un par de proyectos en los que la idea era trabajar juntos. Una lástima que no se haya concretado todavía.
La historia continúa. Volvé a preguntarme en 5 años y vemos que tanto creció. Ojalá mucho.

¿Qué significa para vos la movida que existe hoy en Argentina?

Mucho. Me emociona ver que le vaya bien a amigos que por suerte también son colegas. Y me enorgullece tener un mínimo porcentaje de responsabilidad en la realidad actual del cine de género. También es muy gratificante que muchos de esos amigos y colegas me vengan a buscar para que les dé una mano de alguna manera. Garpa más eso que llenar el ego con falsa adulación o avanzar pisando cabezas y olvidándose de la gente que te ayudó a crecer.

¿Cuándo empezó esta movida? ¿Cuáles son las películas que la representan para vos?

Como te mencioné antes, Farsa Producciones arrancó esta movida. Muchos otros la seguimos. Hay muchas películas. Es medio odioso nombrar alguna. Todos sabemos quienes empujamos la movida. Todos son importantes. No hay películas chicas o poco importantes. Suman tanto las películas que se han producido con nada, como las películas industriales que llegaron al cine. No hay subgéneros menores. Todos los que integramos la movida, estamos escribiendo su historia desde hace años.

¿Es difícil producir cine de género en Argentina? ¿Cuáles son las mayores complicaciones?

Es complicado producir cine. No creo que haya género que facilite el tema. Como te decía antes, las mayores complicaciones, aunque parezca mentira, vienen después. Filmar es lo que nos gusta, y más allá que cueste un huevo lo vamos a terminar haciendo de alguna manera. Funcionamiento mágico como dicen los europeos. En cambio después viene todo el tema de distribución, exhibición, promoción. Son todos temas que terminamos haciendo los realizadores y que, en la mayoría de los casos, tenemos que aprender a hacer en el camino.

¿Cómo ves el cine de terror actual? ¿Qué opinás de los remakes? ¿Tenés directores favoritos dentro de este género?

Me aburre bastante. Me dedico a revisar clásicos o cine latinoamericano. Ahí está lo más fresco. Las mejores películas de terror que vi últimamente son latinas. El resto es una copia de copia de copia. No da para más.
Veo Remakes. Algunas están buenas y otras son bodrios. Si pensamos en "La colinas tienen ojos" de Alexandre Aja, entonces las remakes tienen algún sentido; pero si pensamos en el remake de "¿Quién puede matar a un niño?", queremos prender fuego todo.
Directores, muchos. Lo mejor es ver de todo porque muchos de los más grandes referentes vienen derrapando últimamente. Mis preferidos son Brian De Palma, Dario Argento, Lamberto Bava, William Friedkin y John Carpenter, pero tengo miles más a los que sigo religiosamente.

¿Cómo ves el futuro del cine de género en Argentina?

El cine de género logró lo que buscaba: respeto. Ahora hay que lograr que la gente vuelva al cine. Ese objetivo excede al género en sí. Es una tarea que tiene pendiente el cine argentino. Ojalá el panorama cambie y el cine de género se vaya perfeccionando.
 
Hablemos de tus otros proyectos. ¿Vas a filmar una película con Farsa Producciones?

Es una idea que tenemos con Pablo Parés y Hernán Saez. Empezamos charlando hace dos años en el Festival de Mar del Plata y nos juntamos a escribir algunas ideas. Incluso, Simon Raztiel arrancó a hacer algunos modelados para uno de los personajes de la película. Nuestra intención era filmarla en Villa Gesell con equipo técnico mínimo y queríamos hacerla en poco tiempo. El problema es que aún no pude conseguir la financiación para hacerla. Ojalá podamos reflotar ese proyecto. Para mí sería genial hacer un proyecto con ellos. Son amigos y referentes para mí.

¿Qué nos podés contar sobre el sitio web Twitrock?

Es una web donde tratamos de publicar data relacionada a todos los proyectos culturales de la ciudad de La Plata, especialmente lo que tiene que ver con "rock y cine". Igual es algo inabarcable ya que La Plata es chica, pero es un hervidero de arte. Levantás una piedra y hay un artista creando. Posta que es como un imán, que hace que la gente se vincule sí o sí con algún proyecto cultural. Por eso la idea de tener la web como para poder ayudar a reflejar eso para el afuera. Estamos bancándola sin auspicios, por eso aun no hemos podido explotar todo el potencial que la pagina tiene. Ojala podamos hacerla crecer con el paso del tiempo.

¿Cómo ves la movida tanto musical como cinematográfica de La Plata?

Muy bien. A nivel musical, esta ciudad es única. Tiene un panorama impresionante. Si querés hacer un relevamiento de la cantidad de bandas o de la variedad que existe, podes pasar una vida entera haciéndolo. Es realmente emocionante poder ser contemporáneo a este movimiento. A nivel cinematográfico, la cosa viene creciendo año a año. Hace una década había solo una película que habia sido producida por alumnos de la carrera de cine. Ahora, encontrás filmes, series y todo tipo de formatos producidos íntegramente en la ciudad. Muchas producciones nacionales e internacionales están llegando a La Plata a filmar. Hay excelentes técnicos y no hay tanta traba como en capital con el tema permisos.

¿Es cierto que tenés tu propio espacio para promocionar la movida (tanto de cine como de música) en ciudad de La Plata? ¡Contanos más datos sobre eso!

Es un espacio dentro de un noticiero local, no nacional (risas). Ojalá sucediera lo otro. En él tiro todas las novedades de la movida de cine independiente; nada de videitos de Internet.

Estuviste dirigiendo videoclips de la banda Crema del Cielo. Contanos un poco sobre esta faceta tuya.

Con alguno de los chicos de Crema del Cielo nos conocemos de hace muchos años. Cuando arrancaron, un amigo que forma parte de la banda me alcanzó un demo y me encantó lo que hacían. A medida que ellos crecían, mi productora y yo también, y siempre estaba la idea de poder hacer algo juntos. Lo primero fue poder meter alguno de sus temas en mis películas. Así que en "Grité una noche" y "36 pasos” podés escuchar alguno de sus temas en la banda de sonido. Después, ya con la productora disuelta, me dieron ganas de darle una mano con el tema audiovisual. Ellos no tenían un videoclip oficial, y en Internet había solo un par de videos en vivo. Los chicos me dieron total libertad y así fue como en cuatro horas, y sin presupuesto, filmamos "Miss Demonios" en el hipódromo de La Plata. Después de eso grabamos mucho en vivo y hasta grabamos el DVD oficial de la banda que seguro sale junto con su nuevo disco que está en plena mezcla. La idea es poder seguir filmando sus videoclips hasta que me echen (risas). Son una de las mejores bandas de la ciudad.

Estás por escribir un libro, ¿verdad?

Sí, fue una idea que surgió a raíz de muchos despropósitos y cuestiones ligadas a la producción y distribución de cine que muchos colegas me consultaban. Así que pensé que en vez de pasarle data por privado a cada uno, lo mejor era abrir el juego y volcar la experiencia de años en producción de cine de guerrilla en un librito. Varios colegas me acercaron sus ganas de sumarse, así que estoy organizando un poco el material y armando la estructura que quiero que tenga. Y como hace un tiempo que perdí un poco el filtro con las mastufias que hay en nuestro medio, la verdad es que no me importa si alguno se enoja. Al contrario. Muchos acovachan contactos o data. Yo publico mi agenda de productor en facebook. Para mí los que acovachan son inseguros o mediocres. Ojalá puedan sumarse Pablo Parés y Cristian Bernard, entre otros colegas. También la gente de la web Taquilla Nacional que tiene mucha data sobre distribución y exhibición de cine en Argentina.

La última pregunta: ¿Se puede levantar minas con el cine? ¿Cómo? Contanos tus técnicas (risas).

Tengo menos técnicas que el Pac-Man. La gente cree que el que levanta minas en una película es el productor o el director. En realidad siempre terminan siendo los técnicos los que se van con las minas. Tenele respeto al eléctrico; seguro que levanta más que el productor.

2 comentarios :

En serio le aburre mucho? el mismo tipo que participo de la realizacion de SUDOR FRIO? mmm... dedicate a filmar videos musicales capo

podrias dar la cara por lo menos.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?