22 abr. 2013

"Citadel" (2012): Criaturas poco celestiales


Por Juan Martín Staffa
Desde el BAFICI
Argentina

Los niños y el cine de terror han desarrollado una relación larga y, por momentos, fructífera en el mundo del cine de terror. Con resultados irregulares, han sido muchas las películas cuyo eje está en lo infantil como fuente o receptáculo de lo tenebroso. Hay ejemplos recientes como "Mama" (2013), pero también se pueden encontrar clásicos como "The Omen" (1976) y joyas como "The Innocents" (1961) y "¿Quién puede matar a un niño?" (1976).

Sin embargo, muchas de estas cintas utilizan un mecanismo clásico a través del cual se presenta a infantes de aspecto angelical que en realidad esconden oscuras intenciones en lo más profundo de su ser. Pocos filmes han optado por fusionar la inocencia interior infantil con el físico deforme y repulsivo de un monstruo.

"Citadel" (2012), producción irlandesa de reciente presentación en la Competencia Vanguardia y Género del BAFICI 2013, se atreve a sumergirse en un mundo de pesadillas en el que los niños son macabras máquinas de matar cuyo aspecto está lejos de quedar asociado a los de las películas mencionadas anteriormente. El antecedente más directo de esta cinta dirigida por el joven Ciarán Foy es "The Brood" (1979), una excelente obra del gran David Cronenberg, que "Citadel" se ocupa de homenajear más de una vez.

La película en cuestión cuenta la historia de Tommy, un joven agorafóbico –es decir, muy temeroso de situaciones y lugares en los que se encuentra potencialmente indefenso– quien pierde a su esposa en lo que parece ser un hecho delictivo de parte de un grupo de niños. Tommy queda a cargo de su pequeña hija, y pronto descubre que quienes causaron la muerte de su amada no son niños comunes sino horribles criaturas sedientas de sangre.
 

La gran virtud del filme es el argumento, que parte de una idea original puesto que contrapone la condición psicológica del protagonista con el atributo principal de las criaturas, que consiste en su capacidad de "ver" el miedo de sus presas y así poder cazarlas.

No obstante, la película se queda a mitad de camino, con un pobre desarrollo de los personajes y conflictos que se resuelven demasiado rápido. La construcción del suspenso tiene algo de contradictorio, puesto que se les da corporeidad a las criaturas en los primeros minutos de la película, pero al mismo tiempo los planos y encuadres tratan de ocultar el físico monstruoso de las mismas hasta el desenlace; no se busca generar intriga y miedo en el espectador por la sorpresa que pueda llegar a ocurrir minutos más tarde, sino que directamente se recurre al shock repentino.

"Citadel" no es una pésima película, pero, sin dudas, podría haber sido mucho mejor. Con un manejo del suspenso más cuidado, incorporando recursos clásicos como un mayor uso del sonido fuera de campo y explotando más el diseño de los encuadres para incomodar al espectador, su original argumento hubiera encontrado un mejor contexto para desarrollarse.

Título original:
"Citadel". Países y año: Irlanda y Reino Unido, 2012. Director: Ciarán Foy. Guión de: Ciar
án Foy. Elenco: Aneurin Barnard, James Cosmo, Wunmi Mosaku, Jake Wilson y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?