6 mar. 2013

“Abraham Lincoln: Vampire Hunter” (2012): Liam Neeson (casi) cazador de vampiros

El director estadounidense Tim Burton aburre, se aburre y presenta cosas que no se pueden ver con el objeto de seguir aburriendo. Como para muestra basta un botón, hay que recordar que el año pasado dirigió "Dark Shadows" y produjo "Abraham Lincoln: Vampire Hunter".

Esta última película, basada en la novela del escritor
Seth Grahame-Smith (quien también escribió el guión) es una lección de historia sobre el asesinado presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, quien en la cinta tiene un lado oculto: es un cazador de vampiros. Aquí se verá un aporte nuevo al universo mitológico del género: un vampiro no puede matar a un similar.
 
En "Abraham Lincoln: Vampire Hunter", el Sur esclavista es aliado de los vamipros, lo que banaliza el afán emancipatorio del presidente, que por cierto pasa a un segundo plano. Ideal abolicionista, que lo que quería en realidad era modificar el modo de producción esclavista en beneficio de la industrialización que experimentó el Sur. La mano de obra esclava pasaría a ser otra mano de obra esclava, pero asalariada.


La historia tiene un villano que el guionista reconoce fue introducido antes de presentárselo a los Estudios, ya que no existía en el guión original.

De todas formas es mejor que la de Steven Spielberg, aunque el oscarizado Daniel Day-Lewis no quedó caracterizado como Liam Neeson, ¿no?

Sin dudas, los vampiros están de moda: “The Vampire Diaries”, “True Blood”, “Twilight” o “Abraham Lincoln: Vampire Hunter”. Ya sabemos que las modas pasan... por suerte.

¿Por qué Abraham Lincoln cazador de vampiros y no JFK cazador de vampiros? No lo sé. Propongo un foro de debate.
 
Título original: "Abraham Lincoln: Vampire Hunter". Título alternativo: "Abraham Lincoln: Cazador de vampiros". País y año: Estados Unidos, 2012. Director: Timur Bekmambetov. Guión de: Seth Grahame-Smith, en base a una novela propia. Elenco: Benjamin Walker, Dominic Cooper, Anthony Mackie, Mary Elizabeth Winstead y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?