18 dic. 2012

"Tus gritos me dan risa" (2012): El terror es diversión

Por Juan Martín Staffa
Argentina

"Conviene reír
 sin esperar a ser dichoso,
no sea que nos sorprenda
la muerte sin haber reído".
La Bruyère

Los payasos asesinos son parte del género de terror desde la década de los '80, cuando una serie de éxitos VHS relacionados con esta temática instituyeron a estos íconos del arte de la comedia en tenebrosas máquinas de horrorizar. Títulos como "The Funhouse" (1981), "Clownhouse" (1989) y la ya legendaria miniserie televisiva "It" (1990) lo atestiguan, aunque, más allá de este último caso, en realidad siempre se trató de obras menores que apenas trataron de obtener algún rédito económico montándose en la ola del subgénero slasher. Tal vez precisamente por eso, "It" –cuyo villano central, Pennywise, no es un psicópata vestido con traje de payaso, sino un ente sobrenatural– sea la más destacada de la lista.

El cortometraje español "Tus gritos me dan risa" (2012) viene a romper con la monotonía de hombres gordos y corpulentos con aterradores maquillajes payasescos que cargan un gigantesco hacha como medio para cargarse a niños y jóvenes con las hormonas en ebullición para instalar un nuevo tipo de villano que bien podría denominarse el payaso-zombie.

La historia parte de una idea simple. Es 24 de diciembre. Una familia pasa los últimos minutos de la Nochebuena en una pequeña casa en las afueras de la ciudad. Sin embargo, alguien ha desatado el caos dejando escapar un peligroso virus de un laboratorio cercano; un virus terrible y potente que tiene la habilidad de convertir en zombies sedientos de sangre y carne humana a los infectados, al mismo tiempo que muta sus rostros en los de horribles payasos deformes.

 
El gran mérito de "Tus gritos me dan risa" es principalmente este simple a la vez que original punto de partida del guión, dado que, como en cualquier cortometraje, no hay tiempo para desvaríos o diálogos extendidos. Ningún fanático del terror está dispuesto a esperar mucho tiempo para ver imágenes revulsivas, tripas y sangre, y este trabajo tiene la virtud de ir al gore apenas transcurridos un par de minutos desde su inicio. Es en el tratamiento de la violencia donde se advierten las principales influencias del director Sergio Morcillo y el resto de los realizadores, con encuadres que homenajean claramente a las películas de Sam Raimi y escenas asquerosas dignas de las primeras películas de Peter Jackson.

Éste es, sin dudas, un aspecto a destacar, puesto que hay mucha prolijidad y detallismo en los efectos especiales, cuyo ejemplo más notable es el maquillaje de los payasos-zombies, que se llevan unos primeros planos realmente perturbadores.

También se destaca un aprecio por los climas asfixiantes del cine de John Carpenter, con algún que otro homenaje a "Halloween" (1978) incluido, así como una fuerte preponderancia de la heroína femenina, una marca autoral de James Cameron. Y, como no podía ser de otra manera, unos toques del humor negro al que nos tiene acostumbrados Alex de la Iglesia.

Por todo esto, "Tus gritos me dan risa" resulta en un gran entretenimiento, con una idea original que bien podría ser la base de un muy divertido largometraje. Esperemos que algún día llegue.

Título original: "Tus gritos me dan risa". País y año: España, 2012. Director: Sergio Morcillo. Guión de: Pablo Rodríguez. Elenco: Diego Domínguez, Flora Lopez, Ignacio Martin y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?