28 oct. 2012

BARS 2012: Crónicas Sangrientas 3


Por Juan Martín Staffa
Argentina


Sin lugar a dudas, la tercera jornada
del Festival Buenos Aires Rojo Sangre 2012 fue, hasta el momento, la más concurrida. Largas colas de cinéfilos comenzaron a inundar las boleterías desde temprano, ansiosos por el comienzo de las funciones, como es de esperarse para el primer día del fin de semana. Previendo esto, los organizadores ofrecieron una gran variedad de propuestas al público.

Un destacado del primer turno pertenece a la sección Novedades: "Monster Brawl" (Estados Unidos, 2011). Esta película había generado mucha expectativa dado su original argumento: un show de lucha libre entre los monstruos más famosos del cine de horror; Frankenstein, el Hombre Lobo, la Mujer Vampiro y varios más batiéndose en un cuadrilátero con el fin de demostrar quién es el más poderoso. Sin embargo, puede decirse que el filme fue una de las grandes decepciones del evento. Si bien es original y con un trabajo de fotografía muy interesante, con el correr de los minutos la cinta se torna aburrida por la repetición de gags y recursos narrativos, quedando demostrado que podría haber sido una excelente propuesta para un corto o mediometraje pero no para una película de 90 minutos.
 
Siguiendo con la sección Novedades, hay que mencionar que el caso de "Cell Count" (Estados Unidos, 2012) es diametralmente opuesto, tanto en el tipo de propuesta como en su resultado. En un híbrido entre el horror corporal de las primeras películas de David Cronenberg y los climas asfixiantes del cine de John Carpenter, el director Todd E. Freeman ofrece una película perturbadora en la que no escasea el gore, pero donde se privilegia principalmente la creación de climas de paranoia y suspenso, tomándose bastante tiempo para la progresión de un enigmático argumento. Una cinta muy recomendable. 

A media tarde pudo verse la que probablemente sea una de las mejores películas de la Competencia Internacional, y por ende, del festival en su conjunto. "Di Ingon 'Nato" (Filipinas, 2011) es un filme de zombis, pero lo que la convierte en una gran obra es su simpleza, tanto desde el argumento –una misteriosa infección que se esparce entre los habitantes de un pequeño pueblo en el medio de la selva filipina– como desde su puesta en escena, con planos y un manejo de cámara prolijo, actuaciones sólidas y medidas, y un punto de vista sobre el horror y el gore muy inteligente, que da para analizar en un extenso artículo y no en unas pocas líneas. Se trata muy probablemente de la mejor película de "zombies por infección" desde "28 Days Later" (2002), de Danny Boyle. Como dato de color, la función fue presenciada por el reconocido productor argentino Hernán Moyano, uno de los jurados del BARS.

Mientras el terror psicológico se hizo presente una vez más con "Altered States of Plaine" (Estados Unidos, 2012) y los cortos bizarros se exhibieron ante una gran afluencia de público, la sección Filmoteca Presenta introdujo a otra buena cantidad de aficionados a una copia en 35 mm de una de las grandes joyas de los últimos años, "Bride of Chucky" (1998).

  
La jornada llegaba a su fin con la presentación de "La memoria del muerto" (Argentina, 2011), que llegaba como una de las más esperadas de la sección Argentina Año Verde y del festival en general, a partir de su muy exitoso pasaje por varios festivales internacionales.

Por último, un destacado del turno de la medianoche fue una vez más en la sección Novedades. "Manborg" (Canadá, 2011), haciendo uso de cinefilia extrema, cuenta una historia de ciencia ficción con innumerables guiños a una gran cantidad de obras maestras del género, todo bajo una estética thrash que remite a "Goretech" (Argentina, 2012), mencionada en nuestra anterior crónica.

Una gran tercera jornada se vivió en el Festival Buenos Aires Rojo Sangre. Ya casi llegamos a la mitad del evento. Puede parecer mucho, pero todavía quedan numerosas emociones por recorrer.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?