11 sept. 2012

"Hellraiser" (1987): Retorcidamente placentera

Por Alejandro Ramírez Flores
México

Pocas historias pueden ser tan increíbles como atrayentes, siendo un claro ejemplo la novela que el escritor y entonces novato cineasta Clive Barker ("Lord of Illusions") tituló "The Hellbound Heart", que tiempo después se encargó personalmente de adaptar y dirigir para cine con el nombre de "Hellraiser" (1987), dándole también así al mundo del terror en celuloide un personaje que, aunque en su debut y participación en pantalla aparece pocos minutos, su impacto fue tal que desplazó al antagonista principal del filme, y se ganó un espacio en el Olimpo de las películas de terror.

"El Sacerdote", o como se le conoce más comúnmente con el mote de "Pinhead", es el líder de un cuarteto de seres extradimensionales a quienes Frank (Sean Chapman de "Underworld", 1985) ha invocado mediante un intrigante artilugio en forma de cubo que ha conseguido en algún lugar de Marruecos; el cual al ser manipulado abre una portal no sólo hacia los infinitos placeres que Frank, hedonista por excelencia, ha buscado con vehemencia; sino que además permite a estos repulsivamente glamorosos seres cruzar a nuestro mundo, y no con la mejor de las intenciones.

Luego de haber desaparecido del antiguo hogar de la familia tras realizar la oscura ceremonia, Larry (Andrew Robinson de "Child's Play 3") y su esposa Julia (Clare Higgins) llegan a este sitio creyendo que la casa ha estado deshabitada, pero se encuentran con huellas de que Frank ha estado viviendo aquí, ya que tiene por costumbre ir y venir al meterse en problemas con las autoridades; nada nuevo en la conducta de su hermano según da a entender el propio Larry.

Julia no está muy segura de querer vivir en ese lugar, al igual que Kirsty (Ashley Laurence de "Mikey"), su hijastra del primer matrimonio de Larry, quien prefirió rentar un lugar aparte. Larry convence a su esposa de que se queden y ella accede, pero guarda celosamente un secreto que la une a Frank, de quien no puede olvidarse ni en sus sueños.

Durante la mudanza, Larry y un par de no muy diestros ayudantes tratan de subir las cosas por las escaleras mientras Julia pasea por la casa y abre un decrépito cuarto, el ático, que parece muy ajeno al resto de la construcción. Larry, quien no soporta ver sangre ni siquiera la propia, accidentalmente se corta la mano por subir los muebles, y entra trastabillándose a donde se encuentra Julia, pero no sin antes derramar algo del líquido escarlata que no deja de manar de su herida.

Nadie sospecha que estas salpicaduras hemáticas desencadenarán los sucesos que terminarán por trastornar la vida de esta ya agravada familia.

Un vistazo a ese otro universo desnuda imágenes de sangre y dolor donde se entremezclan el gozo y el placer de la vida en una deformada realidad que se transfigura como ese misterioso cubo de extravagantes diseños del que surgen desgarrantes cadenas junto con el sufrimiento para el que ni la muerte misma es garantía del descanso eterno.

Ten cuidado con lo que deseas o lo pagarás sangrando...

Título original: "Hellraiser". Título alternativo: "Hellraiser, puerta al infierno". País y año: Reino Unido, 1997. Director: Clive Barker. Guión de: Clive Barker, en base a una novela de su autoría. Elenco: Andrew Robinson, Clare Higgins, Ashley Laurence, Sean Chapman y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?