3 sept. 2012

Juan Carlos Fresnadillo: "Intruders no es una película de miedo sino sobre el miedo"

Foto: Nuria Machado Siemens.
"TERRORÍFILO" tuvo el placer de entrevistar al director español Juan Carlos Fresnadillo, responsable de títulos como "Intacto" (2001), "28 Weeks Later" (2007) e "Intruders" (2011). El joven realizador se encuentra abocado actualmente a la producción de una nueva entrega de la famosa franquicia "Highlander" que tendrá como protagonista a Ryan Reynolds, uno de los actores del momento.

Fresnadillo habló sobre sus proyectos anteriores como director y guionista y brindó detalles sobre sus próximos trabajos. Entre otras cosas, se refirió a su experiencia dirigiendo la secuela de la innovadora "28 Days Later" y se animó a comentar acerca de su decisión de abandonar el reinicio de "The Crow", un proyecto esperado por muchos.

¿Qué significado tiene el cine de terror para usted? ¿Le gusta dirigir y/o escribir historias relacionadas a este género?

Las historias de terror son solo un aspecto más de la amplia psicología del ser humano. Pero el terror está muy relacionado con los límites, con todo lo que puede aguantar un alma y los descubrimientos y superaciones a los que puede llegar a partir de ahí, y eso me gusta mucho. De todas formas, no considero que mis películas tengan que ver con el terror, al menos directamente, pero sí que tienen mucho que ver con el miedo, sobre todo la última.

¿Cuáles son sus influencias a la hora de dirigir? ¿Y de escribir?

Mi propia vida es siempre mi primera influencia, mis experiencias, las experiencias de personas cercanas, el balance que he hecho y hago sobre ellas. Todo el imaginario que se despliega a partir de una situación real. Creo que los cineastas tenemos permanentemente en la cabeza embriones de historias que se van desmadejando a partir de una situación que se nos plantea en la vida. Y las mezclamos todo el tiempo con cosas que hemos leído, que nos han contado y por supuesto, que hemos visto en la pantalla. Todo el cine que me apasiona también forma parte de esa influencia, por supuesto. Pero creo que no las tengo demasiado marcadas; tal vez Hitchcock es uno de los directores que más me ha impresionado, junto con Stanley Kubrick o David Lynch. Me gustan las películas que han dejado su huella, los directores que imprimen su mirada particular, aquellos que aportan cosas nuevas, cosas que nunca habíamos visto de esa forma. Como dice un amigo: que te hacen sentir como si vieras el mundo por primera vez.

Su primer proyecto fue "Esposados" (1996), un cortometraje nominado al Oscar. ¿Qué nos puede contar sobre este proyecto?
"Esposados" fue mi primera incursión en el cine, un corto que hicimos con una pasión y una determinación desenfrenada, las cuales, al final, se notan en el resultado. Fue mi primera ilusión y una locura de rodaje, con muy poco dinero y con la colaboración de muchísima gente que todavía hoy recuerda la aventura de haber participado. Y sí, estuvo nominado a los Oscar, cosa que no nos esperábamos para nada. Nunca olvidaré el día del estreno en el Festival de Alcalá de Henares y la noche de los Oscar. La experiencia fue flipante, emocionante y por supuesto, muy productiva. Creo que me abrió algunas puertas que de otra forma no se hubiesen abierto o hubieran tardado un poco más en abrirse.

¿Qué se siente haber dirigido la secuela de "28 Days Later", de‪ Danny Boyle,‬ película que, para muchos, cambió la manera de ver a los zombies?

"28 days later" es una gran película y Danny Boyle un gran director. Al principio sentí una responsabilidad enorme por dirigir su secuela, pero en cuanto pude trabajar en el guión, me di cuenta de que ya me había apoderado de ella, de su esencia, y que podría sacar algo diferente a partir de la gran historia inicial, una secuela que puede funcionar perfectamente como historia unitaria. En definitiva, "28 Weeks Later" tiene un estilo más directo y despojado que su predecesora. Las relaciones que más me interesan, que son las familiares, estaban allí presentes y a mí me interesaba desarrollar el tema familiar de forma descarnada, el hecho de que los lazos familiares terminen convirtiéndose en una maldición. Puse mucho interés en llevar al límite las relaciones de familia en ese contexto, en llegar a mostrarlo de una forma casi documental.

Foto: Jorge Alvariño.
Su última película como director fue "Intruders", estrenada el año pasado. ¿Qué nos puede contar sobre ella?

Como siempre digo, "Intruders" no es una película de miedo sino sobre el miedo. Siempre había querido explorar sus orígenes y poder hacerlo desde la perspectiva de la infancia y de una relación padre/hijo ha sido muy estimulante para mí. El origen de todo está en los primeros años de vida, en las relaciones con los padres y poder bucear en la historia de “Intruders”, basada en experiencias familiares propias, me abrió todo un universo narrativo. Mi último trabajo es siempre mi preferido, al que me siento más unido, espiritual y creativamente. En este caso, "Intruders" no es la excepción. Además, trabajar con semejantes actores ha sido todo un privilegio. Me lo pusieron muy fácil.

¿Cómo fue la experiencia de dirigir a una actor "clase A" como Clive Owen?

Maravillosa. Todo iba sobre ruedas y nos entendimos a la perfección. El sabía en todo momento de qué estaba hablando yo, y lo interpretaba con sus impresionantes aportes personales. Además, es un gran hombre a nivel personal y rodar esta película con él ha sido un enorme placer. Pero tengo que decir que todos los actores y actrices estuvieron geniales. Cada uno aportando a la historia desde su talento, experiencia y personalidad. Definitivamente, “Intruders” es “Intruders” gracias en gran parte a su personal manera de interpretación.

¿Qué lo llevó a abandonar el proyecto "The Crow Reboot"?

Trabajar en Hollywood implica aceptar el hecho de que muchos proyectos que se desarrollan acaban no ejecutándose. Hay que entender que esto es parte de la industria y parte también de una exploración que la propia industria hace para saber qué funcionará y qué no. Forma parte del juego de producir películas en Estados Unidos. Y no tiene nada que ver con la calidad de los proyectos, eso te lo aseguro.

Además de dirigir, usted también se destaca por escribir guiones. El último fue el de la película "La senda", dirigida por Miguel Ángel Toledo. ¿Qué nos puede contar sobre el proyecto?

"La senda" es una colaboración y ya está estrenada. Miguel Ángel es un gran amigo y creo que lo ha hecho muy bien. Pero vete a verla y ya me cuentas.

¿Cuáles son sus próximos proyectos en la pantalla grande? ¿Estarán relacionados al terror o realizará un producto totalmente diferente a lo que nos tiene acostumbrado?

Definitivamente, no se podrían clasificar entre "las de terror" como género. Pero sí que tienen que ver con lo sobrenatural como respuesta o búsqueda a estados o desequilibrios emocionales del ser humano. Todas las historias que merecen ser rodadas tienen que ver con nuestra parte más recóndita, con la verdad de nuestros miedos y emociones más profundas. Incluso las buenas comedias, si te fijas.

La última... ¿Ve cine de terror con frecuencia? ¿Cuáles son sus películas de terror favoritas?

Intento ver siempre cosas que sé que me van a aportar algo, cosas que me hagan salir del cine con ideas nuevas, pensando diferente (como te conté más arriba). Si es el terror, bienvenido sea, pero puede ser cualquier tipo de película. Entre mis preferidas del género, de toda la vida, están "El exorcista" y "El resplandor", por ejemplo.

Muchas gracias por la entrevista.

¡Saludos a Uruguay! Siempre me han dicho que vuestro país es lo más, algo definitivamente diferente e interesante... Así que tendré que comprobarlo en persona. 










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?