30 ago. 2012

"The Raven” (2012): Jugando al Clue con Edgar Allan Poe

"Mi vida ha sido capricho,
impulso, pasión, 
anhelo de la soledad, 
mofa de las cosas de
este mundo; un honesto
deseo de futuro"
 
Por Natalia San Miguel
Uruguay

¿Edgar Allan Poe es el sospechoso de los macabros crímenes que están ocurriendo en las sombrías calles de Baltimore? ¿Sus tétricos y oscuros cuentos se están haciendo realidad? ¿Las evidencias señalan a alguna otra persona misteriosa?

El ambiente de la película "The Raven" (2012) es de pesadumbre, todo cubierto por una opresora niebla o una melancólica lluvia. Los cuervos son los otros protagonistas, siempre andan persiguiendo a Poe, como recordándole su célebre poema.

La historia se desarrolla en el siglo XIX. En sucesivas noches un crimen se escribe, cada uno hace recordar a obras de este maestro del terror: "La máscara de la muerte roja", "Los crímenes de la calle Morgue", "El corazón delator", entre otras, desentierran la imaginación en la propia y cruda realidad de 1849. Una nefasta realidad donde se experimentaba con la medicina, y de este juego de abrir y observar terminaba reclutándose otros asesinos seriales.

Cadáveres, homicidios macabros, algo de gore y una ambientación delicadamente bella y siniestra son parte de esta película. Una especie de Clue. ¿Quién será el asesino? Varios nombres vienen a la mente, luego se van sustituyendo como en un vals de muerte.

El protagonista, quién se puso en la complicada piel de Edgar Allan Poe, fue John Cusack. Al personaje le dieron un toque de gracia, no todo fue investigación y muerte.

A pesar de que el trágico deceso de Poe tiene causas desconocidas, y que en su epitafio dice que falleció el 7 de octubre de 1849 en Baltimore en extrañas circunstancias, en la película le dieron un final melancólico, en un escenario asfixiante y a la vez de calma, en un día gris, mientras deliraba repitiendo el nombre "Reynolds" en sus últimas exhalaciones.

Solo se puede criticar que el Poe que vive en nuestras memorias, era melancólico, deambulaba angustiado, con dosis de vodka y láudano en su demacrado cuerpo, mientras su mente perturbada buscaba la cura escribiendo. En cambio en la película lo hicieron algo optimista, aunque alcohólico.

Lo que tampoco convence de "The Raven" es que la trama cambia y se vuelve más sentimental, algo inventado. Aunque la opinión póstuma es de cada observador.

Título original: "The Raven". Títulos alternativos: "El cuervo", "El cuervo: Guía para un asesino" y "El enigma del cuervo". Países y año: España, Estados Unidos y Hungría, 2012. Director: James McTeigue. Guión de: Ben Livingston y Hannan Shakespeare. Elenco: John Cusack, Alice Eve, Luke Evans y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?