29 ago. 2012

"Sleepy Hollow" (1999): Adaptación de un relato macabro de Washington Irving

Por José Manuel Gomis Aracil
Escritor y crítico de cine
España

La sombra de Hammer Films es muy alargada. "Sleepy Hollow" (1999) es un acercamiento a un mundo que dejó de existir hace ya muchos años, a una productora que alcanzó la cima con títulos plagados de un sugerente terror gótico amaestrado por una fotografía, un color, un clima oscuro y unos actores irrepetibles, dirigidos por uno de los mejores cineastas de la historia del cine: Terence Fisher. Pero en "la casa del terror británica" no todo fueron obras maestras, con el paso de los años los productores de la Hammer murieron engolfados en su propia endogamia. Eso es otra historia.

"Sleepy Hollow" logró que los espectadores recordarán que este tipo de cine todavía puede lograrse, aunque el guión de Andrew Kevin Walker no estuvo a la altura con unos planos repetitivos, unos actores secundarios desaprovechados, una acción desarrollada al servicio de los efectos especiales y una solución de la trama demasiado forzada. Asimismo, en esta cinta se acrecentó el vicio adquirido por su director, Tim Burton, de reforzar la imagen con un sello demasiado recurrido por su cine y por una tétrica forma de rodar que ya debería abandonar porque cansa... y mucho. Parece que sólo él sabe filmar el gótico fantástico, pero no es así; hasta las escenas de terror ya resultan de comedia. Burton es un director sobrevalorado que lleva treinta años haciendo la misma película: un ¿homenaje? a un cine que nunca sabrá copiar.

Pero aún así, el filme tiene algo interesante para todos quienes aman el terror. El jinete está muy logrado y el árbol resulta terrorífico. Todas las apariciones del jinete sin cabeza, interpretado, pero no acreditado, por Christopher Walken, son maravillosas, y el pueblo con su niebla y su iglesia resultan inquietantes. Toda la puesta en escena rebosa misterio y suspense. El viejo molino ardiendo, que ya se vio en la inolvidable "The Brides of Dracula" (1960) de la productora británica Hammer Films, es una de las mejores escenas de la película, comprendiendo Burton, por fin, que debía de darle brío a la cinta aportando un poco de acción y suspense.

La historia es sugerente casi desde el principio. En el año 1799, el policía Ichabod Crane, interpretado por Johnny Deep, es enviado a una aldea del estado de Nueva York, Sleepy Hollow, para intentar esclarecer varios asesinatos en los que las víctimas han sido encontradas decapitadas.

Al llegar al pueblo, Crane descubre que los asesinatos le son atribuidos a un ser maligno sin cabeza que cabalga en un corcel negro, una especie de fantasma que decapita a sus víctimas. El polícia es invitado a instalarse en casa de la familia más rica del pueblo, los Van Tassels, en donde se enamora de la hija del millonario, Katrina, a la que da vida Christina Ricci, y ella de él, estableciéndose entre ellos una atracción misteriosa.

Crane comienza con su investigación aplicando sus conocimientos racionales hasta que se encuentra con el jinete sin cabeza. Al ahondar en el caso, con la ayuda de un niño huérfano, cuyo padre fue muerto por el diabólico jinete, él descubre un árbol al que llaman "De los muertos", donde se halla la tumba del infernal jinete estableciendo un paso entre el mundo real y el sobrenatural.

Allí evidencia que en la tumba no se encuentra la cabeza del muerto, y que es eso lo que busca el jinete, víctima de una maldición que esconde un retorcido plan.

En la fotografía, se encuentra Emmanuel Lubezki, un mexicano maravilloso que logra captar con todo lujo de detalles el ambiente de este tipo de películas. Entre sus trabajos se destacan "A Walk in the Clouds" (1995), "Meet Joe Black" (1998) y "Lemony Snicket's A Series of Unfortunate Events" (2004). A lo largo de estos años ha sido nominado para el Oscar en cinco ocasiones.

En la banda sonora, se encuentra un trabajo de lo más común a cargo de Danny Elfman. Una orquestación oscura y dura de escuchar fuera de contexto, con buenos argumentos, pero que dista mucho de ser uno de sus mejores trabajos.

"Sleepy Hollow" es una historieta sacada de una historia, una mala adaptación de un cuento macabro de Washington Irving. En definitiva, una mala versión, infantil y mal llevada, con un contenido cansino que quedará para siempre como un encargo, como un plato precocinado que atraganta a los que saben que el cine de terror no es efectista, sino efectivo.

Título original: "Sleepy Hollow". Título alternativo: "La leyenda del jinete sin cabeza". Países y año: Alemania y Estados Unidos, 1999. Director: Tim Burton. Guión de: Andrew Kevin Walker, en base a una historia de Washington Irving. Elenco: Johnny Depp, Christina Ricci, Christopher Walken, Miranda Richardson y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?