23 jul. 2012

"Tourist Trap" (1979): Del baúl de los recuerdos

Por Juan Martín Staffa
Argentina

Sin desmerecer los méritos técnicos que pueda tener un filme o la originalidad de la idea que lo puso en marcha, hay algo que, sin duda, contribuye en parte a que pocas películas sean exitosas no sólo a nivel comercial, sino también en el ámbito cultural, y ese ingrediente es la suerte.

Tómese, por ejemplo, el caso de "The Texas Chain Saw Massacre" (1974), la obra maestra de Tobe Hooper. Durante la preproducción, la realización de la cinta estuvo a punto de derrumbarse a causa de la falta de financiamiento –que luego sería obtenido gracias a un grupo inversor dedicado a negocios no demasiado nobles. El rodaje estuvo plagado de contratiempos con la producción y los actores. Y, finalmente, la distribución y exhibición en los cines peligró debido al contenido perturbador y grotesco del filme. Sin embargo, cada una de esas etapas pudo ser superada y Leatherfeace y sus diabólicos familiares se convirtieron en íconos del terror moderno.

"Tourist Trap" (1979) pudo haber tenido un destino similar, pero le faltó esa pequeña gran cuota de suerte que sí tuvo la obra de Hooper. Si bien está lejos de lograr el impacto de "The Texas Chain Saw Massacre", se trata de una película de muy bajo presupuesto prolijamente escrita y realizada.

Concebido a partir de su tesis de graduación, el guionista y director David Schmoeller –quien luego se destacaría con la divertida "Puppetmaster" (1989)– cuenta la historia de un grupo de jóvenes que, varados en el medio del campo, se topan con un lugareño que vive en un viejo museo lleno de muñecos de cera y maniquíes bastante macabros, aunque no tardará en aparecer algo aún más perturbador.

Los guiños a obras como "Deliverance" (1972) y la anteriormente mencionada cinta de Tobe Hooper no escasean. De hecho, Schmoeller es un fan confeso de esta última, tanto que ha declarado que fue la referencia directa para "Tourist Trap", lo que se percibe claramente a lo largo del metraje. Incluso, agregó un oscuro personaje enmascarado al que denominó Plasticface durante el rodaje, en clave de homenaje al asesino caníbal de la motosierra.

La calificación PG condicionó el éxito de "Tourist Trap". Nadie estaba dispuesto a ver una película de terror apta para mayores de 13 años. Además, fue comprada por la misma compañía que unos meses antes ya había distribuido "Halloween" (1978), por lo que fue difundida como una heredera de aquella otra slasher movie. La idea era aprovechar el enorme éxito de la que era en ese momento la película independiente más exitosa de la historia. Pero nada más lejos de eso. Si bien se vale de recursos ya utilizados por Carpenter en su obra maestra, como una iluminación a base del claroscuro, el nulo regodeo en la sangre y la elaboración de climas de suspenso que tengan al borde del asiento al espectador, es precisamente eso lo que aleja a "Tourist Trap" de "The Texas Chain Saw Massacre". Aún más, Schmoeller intenta jugar con la comedia durante varios pasajes del filme (es clave, en este sentido, el tema musical principal de la película, compuesto por el gran Pino Donaggio).

La ópera prima de Schmoeller tiene algunas fallas en el guión, y por momentos se hace demasiado previsible. Sin embargo, tiene una ejecución prolija, sobre todo teniendo en cuenta los muy escasos recursos financieros con los que contaban los realizadores –no por nada es una de las películas favoritas de Stephen King–. Un buen ejemplo de esto es la secuencia inicial, un muy interesante ejercicio de montaje y efectos especiales y de sonido.

Es comprensible que "Tourist Trap" no sea recordada al nivel de las primeras slasher de los 70', pero también es cierto que se trata de una buena pieza de entretenimiento que ha sufrido por malas decisiones publicitarias. En tiempos de pésimas remakes, dudosos reboots y spin-offs carentes de creatividad, reflotarla sería un acto de justicia.

Título original: "Tourist Trap". Título alternativo: "Trampa para turistas". País y año: Estados Unidos, 1979. Director: David Schmoeller. Guión de: David Schmoeller y J. Larry Carroll. Elenco: Chuck Connors, Jocelyn Jones, Jon Van Ness, Robin Sherwood y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?