10 jul. 2012

"A Nightmare on Elm Street" (1984): Dulces sueños

Por Alejandro Ramírez Flores
México

En los más recónditos y oscuros lugares de la mente humana se esconden esos miedos que han acompañado al hombre desde el amanecer de los tiempos, mecanismos de supervivencia que nos mantienen alerta ante posibles amenazas, y aunque ya no vivamos en cavernas, una de esas amenazas siempre ha sido el volvernos presas de algún depredador, teniendo éstos como primer arma de ataque largas y afiladas garras que, como las de los modernos felinos de gran tamaño, literalmente destazan con un solo golpe.

Sumado a esto, y bien lo sabe de sobra cualquier responsable madre de familia, el dejar que sus niños observen ciertos sucesos o situaciones (ficticios o reales) causa que los pequeños sufran de pesadillas, justo ahí en donde ni el más afectivo y protector abrazo no puede proteger a los infantes de remembrar oníricamente lo que poco antes pudieron ver.

Tomando estos dos ejemplos clave, adicionándole además la inspiración de experiencias propias, el director Wes Craven ("The Last House on the Left") desató, a mediados de la década de los 80', a uno de los villanos más reconocibles del mundo del terror fílmico: Freddy Krueger. Su historia apenas se deja ver en el transfondo de la trama en la que los protagonistas de "A Nightmare on Elm Street" viven y mueren para el sádico deleite visual de la audiencia.

Sandy (Heather Langenkamp) y Tina (Amanda Wyss de "Prom Night") son las típicas mejores amigas de escuela, de quienes Glen (Johnny Depp) y Rod (Jsu Garcia) son sus respectivos novios. Ambas descubren que han tenido el mismo sueño en el que un hombre de sombrero se mueve entre las sombras y blande un amenazante guante con cuchillas, por lo que Nancy accede a pasar la noche en casa de Tina para que duerma tranquila, mientras Glen y Nancy se quedan en la sala. La sorpresiva visita de Rod cambiará la velada porque también será Krueger el que haga acto de presencia.

La diferencia con otras cintas del subgénero slasher es que en ésta el desfigurado y acechante antagonista solamente se presenta ante sus víctimas al momento de soñar. Siendo que Tina está dormida cuando es atacada, Rod se ve imposibilitado de ayudarla, y lo único que puede hacer es observar las desgarrantes heridas que le son inflingidas a su novia por algo incorpóreo e invisible a sus ojos, con letales consecuencias para la pobre chica.

Rod se da a la fuga, ya que es el sospechoso número uno. La puerta de la habitación donde pasó todo estaba trabada y al no poder entrar Nancy y Glen a ayudar no hay nadie que pueda probar la inocencia de Rod. La pareja de jóvenes se quedan para esperar a las autoridades, y es el padre de Nancy, el teniente Don Thompson (John Saxon de "From Dusk Till Dawn"), quien dirigirá la búsqueda del presunto culpable.

Así de pronto la realidad se resquebraja, y Nancy empieza a soñar despierta con la siniestra figura de deformadas facciones que la persigue con esas largas navajas que salen de su guante, y que emiten un agudo y torturador sonido para atormentar a la pobre joven. Mientras, sus padres guardan un nefasto secreto que pende sobre sus cabezas y amenaza con volver a trastornar las vidas de las familias de la comunidad.

Cantando inocentes canciones infantiles, que presagian la llegada del mal, los espectadores se quedarán dormidos rogando que Freddy los deje despertar.

Título original: "A Nightmare on Elm Street". Títulos alternativos: "Pesadilla en Elm Street", "Pesadilla en la calle del infierno" y "Pesadilla". País y año: Estados Unidos, 1984. Director: Wes Craven. Guión de: Wes Craven. Elenco: Robert Englund, Heather Langenkamp, Johnny Depp y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?