20 jul. 2012

"La sorella di Ursula" (1978): Una buena película, un mal giallo

Por Pedro Sala Giménez
Escritor y crítico de cine
España

Enzo Milioni debutó en el cine con el giallo "La sorella di Ursula" (1978), en el que mantuvo la base de dicho subgénero (misterioso asesino vestido de negro y con guantes de cuero, asesinatos sangrientos e identidad del criminal que no se desvelará hasta el final), pero en el que no logró mostrar el estilo que lo hizo famoso (ambiente malsano, atmósfera claustrofóbica y fotografía colorida).

¿Es mala la película? No. Milioni cumple a la perfección en las tareas de dirección. Nada sorprenderte, puesto que se habían hecho cientos de giallos y tan solo tenía que seguir un patrón específico. Por otra parte, la fotografía le da al filme un aire distinto a lo que estaban acostumbrados a ver los espectadores. Posee un aspecto visual bello y pintoresco. La elección de Amalfi, un pueblo costero que vive del turismo, fue acertada.

¿Es entretenido el largometraje? Bastante. Mantiene el enigma de quién es el asesino hasta el final. Hay varios sospechosos y el espectador juega a adivinar la identidad del criminal. Hay numerosas muertes con grandes dosis de gore y un giro final que hará imposible saber quién es el culpable.

En la parte interpretativa se destaca el siempre efectivo Marc Porel ("Non si sevizia un paperino" y "Sette note in nero", ambas de Lucio Fulci), Vanni Materassi ("Il gattopardo") y a una colección de mujeres hermosas como fueron Bárbara Magnolfi ("Morte sospetta di una minorenne", "Suspiria"), Stefania D'Amario ("Zombi 2", "Incubo sulla città contaminata"), la esposa de uno de los productores Anna Zinnemann ("Una farfalla con le ali insanguinate") e Yvonne Harlow (que declaró públicamente ser la bisnieta de la mítica actriz Jean Harlow de la MGM). Por lo tanto, el filme contaba con un reparto "estrella" que garantizaba el éxito.

Entonces, ¿por qué fue un fracaso? ¿Es buen giallo? Si tuvieramos que ponerle nota, le pondríamos un cuatro. Milioni, en una táctica para dar a la película un toque más comercial, lo carga con una alta dosis de erotismo, que no llega a ser hardcore (aunque poco le falta), pero que sobrepasa el cine erótico convencional. El filme está llenó de mujeres hermosas que no dudan en aparecer desnudas y practicar sexo tanto con hombres como con mujeres. Si quitáramos todas estas escenas, este giallo se quedaría en un capítulo de cuarenta minutos de "Murder, She Wrote". Sobran bastantes minutos que son de puro relleno.

Le mezcla de giallo "descafeinado" y erotismo en cantidad, provoca que el guión decaiga en muchas partes. Hay tantas escenas de sexo, que el espectador deja de tener interés por saber quién es el asesino y el misterio se pierde, apartando el giallo para dar paso a una posible continuación de "Emmanuelle". La trama policíaca no está bien tratada y su desenlace no es el más adecuado.

Luego están las diferentes historias viciosas que transcurren entre asesinato y asesinato. Por un lado, está el director del hotel que mantiene relaciones con una cantante y "tontea" con una de las protagonistas. Asimismo, la cantante tiene un idilio con un joven drogádicto y éste se encuentra enamorado de la otra protagonista. La esposa del director es bisexual y mantiene una relación lésbica con una chica de los alrededores. Tanto lío romántico convierte a la película en una telenovela de sobremesa no apta para todos los públicos.

"La sorella di Ursula" cumple a la perfección como película, pero está a años luz de ser un buen giallo. Aún así, hay momentos interesantes y por lo menos hasta el final no sé sabe la identidad del criminal.

A modo de anécdota: el rodaje de la película se tuvo que paralizar debido al hallazgo del cuerpo muerto del político Aldo Moro, presidente de la Democracia Cristiana Italiana, secuestrado por las Brigadas Rojas cuando se dirigía al Parlamento. Este hecho provocó que la filmación se alargara más de la cuenta.
EL MOMENTO: El primer asesinato. Uno piensa que el criminal ejecutará a sus víctimas con un cuchillo, un hacha o simplemente la estrangulará. Pero uno se queda con cara de tonto al ver, por medio de una sombra, un miembro viril de buen tamaño que desgarrará a la pobre chica. Es lo más bizarro que se ha visto en un giallo. A DESTACAR: La actuación de Bárbara Magnolfi. Iba en camino a ser una estrella del subgénero, pero se quedó en la nada. En este filme realiza una interpretación estupenda. LO PEOR: Estoy de acuerdo que las mujeres que aparecen son muy bellas, pero eso no es excusa para que toda la película esté lleno de escenas de sexo. Tanto erotismo cansa y hace perder el hilo narrativo.
Dedico esta crítica a Emilio y a Mari,
un matrimonio de Alicante por el 
que siento un gran aprecio.
Espero que sea de vuestro agrado. 

Título original: "La sorella di Ursula". Título alternativo: "La muerte tiene ojos". País y año: Italia, 1978. Director:  Enzo Milioni. Guión de: Enzo Milioni. Elenco: Barbara Magnolfi, Stefania D'Amario, Anna Zinnemann y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?