14 jun. 2012

"Jacob's Ladder" (1990): Subir es morir

Por Alejandro Ramírez Flores
México

Inspirado por una pesadilla sobre quedar encerrado en una estación del tren subterráneo, Bruce Joel Rubin ("Deadly Friend") escribió lo que llegaría a convertirse en el guión de "Jacob's Ladder" (1990), una película dirigida por Adrian Lyne ("Fatal Attraction"). Como buena película de horror y thriller que es, lo que se ve en pantalla no es lo que parece.

Jacob (Tim Robbins) es un soldado de la guardia nacional que durante la guerra de Vietnam estuvo peleando en el sureste de ese país. En un momento su unidad sufre un ataque y él resulta herido de gravedad. Al despertar se encuentra de vuelta en New York, lejos de la guerra, en distancia y años, y junto a su pareja Jezzie (Elizabeth Peña de "Strangeland"). Su vida parece transcurrir tranquilamente, aunque los espectadores comienzan a percatarse que no le ha ido tan bien porque se divorció luego de una tragedia familiar.

Pero ese no parece ser el único problema, cosas extrañas suceden a su alrededor, anormales visiones se presentan como elementos de un bizarro mundo que de repente se muestra ante sus ojos. Lo que parecen flashbacks de aquel fatídico día en la región del Mekong, se presenta más intermitentemente y la realidad se vuelve confusa conforme pasa el tiempo.

Tal vez la pregunta acerca de qué es lo que le está pasando a Jacob y la fragmentación de su percibida realidad tenga su respuesta en lo que pasó en aquella ensangrentada jungla de la cual pocos volvieron. Extrañas muertes van sembrando el camino que parece llevar a un abismo de locura, donde Jacob y sus demonios se verán cara a cara.

Aunque el título del filme evoque imágenes bíblicas por el pasaje judeo-cristiano al que hace referencia (una escalera celestial), el diseño de producción se enfocó a cosas más terrenales, como deformidades físicas y obras de arte visceral y fetichista. Pero no por ello la historia dista mucho de la referida que figura en el libro del Génesis, además de nutrirse de religiosidad tibetana.

Esta inusual película, que primero fue aprobada por la Paramount Pictures, pero que luego detuvo porque los responsable no quisieron hacer cambios, fue luego retomada por Carolco Pictures y entonces se pudo tener la libertad creativa necesaria para llevarla a la pantalla como se tenía planteado previamente. No por nada ha servido de inspiracion, entre otras cosas, para el videojuego "Silent Hill" y su versión cinematográfica.

Una historia de vida y muerte, de pecados y culpas, de acciones encubiertas y gobernantes sin escrúpulos. Aunque bien podría ser una aproximación a la tanatología (estudio científico de la muerte), de igual modo es una denuncia sobre las dolosas prácticas militares hacia los elementos castrenses. Y siempre hay que tener en cuenta que una escalera no sólo es para subir, también para bajar.

Título original: "Jacob's Ladder". Título alternativo: "La escalera de Jacob". País y año: Estados Unidos, 1990. Director: Adrian Lyne. Guión de: Bruce Joel Rubin. Elenco: Tim Robbins, Elizabeth Peña, Danny Aiello, Matt Craven y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?