20 ene. 2012

"Tenebre" (1982): Argento da clases de "giallo"

Por Pedro Sala Jiménez
Escritor y crítico de cine
España
 
Dario Argento regresó a su género preferido con "Tenebre" (1982), una película que juega con las convenciones narrativas y estéticas del giallo que él mismo inventó hasta conseguir revitalizarlo. Basta con verla para comprobar por qué este cineasta italiano es admirado por unos y odiado por otros.

Hay quienes afirman que "Tenebre" es el filme más vacío y absurdo que haya hecho el realizador. En cambio, otros aseguran que es uno de sus mejores trabajos. A decir verdad, ni esta película es muy mala, ni tampoco es de lo mejor de Argento.

El director se ríe de los cánones que él mismo inventó con su trilogía de los animales ("L'uccello dalle piume di cristallo", "Il Gatto a nove code" y "4 mosche di velluto grigio"), que perfeccionó con la obra maestra "Profondo Rosso" y que aquí los reinventa a su gusto para crear una trama incoherente, forzada y en la que nada es lo que aparece.

Cuanto más avanzan los minutos, el espectador se encuentra perdido en un laberinto lleno de pistas falsas, de giros rocambolescos, de sospechosos que mueren llegando a la mitad de metraje y de oscuros callejones que no parecen tener salida ni solución al misterio. Se está ante un brillante ejercicio de estilo, una artimaña que jugará con los sentidos y percepciones del espectador. Lo importante no es lo que cuenta, sino como lo hace.

Al igual que sucediera en "Profondo Rosso", "Suspiria" e "Inferno", en Tenebre apenas hay exteriores. Lo que ocurre es que en este filme los interiores son de dimensiones limitadas. No hay grandes espacios llenos de esa fotografía rojiza que tanto gustaba a Argento y tampoco hay planos generales que describan minuciosamente el lugar. Argento se aleja de esas sensaciones volumétricas, para crear un mundo en el que apenas hay claustrofobia y cuyo único objetivo es engañar al espectador con cada enfoque que realiza. Este nuevo experimento resultó ser positivo puesto que es imposible adivinar quién es el asesino.

Creo que el resultado final es el que quería Argento. Mantiene la base de sus primeros filmes, pero añade nuevos conceptos que, para algunos, fueron decepcionantes y para otros innovadores.

Como giallo, "Tenebre" es una gran película que supera con diferencia a muchos que se hicieron en los 70’ y que posee una calidad que no mucha gente ha podido apreciar.
EL MOMENTO: El plano secuencia de dos minutos y medio de duración que recorre una fachada, el tejado y otra fachada de la vivienda donde se va a producir el crimen. Dicho recorrido de la cámara no tiene ningún propósito narrativo, sino que trata de reproducir el punto de vista del director. Uno de los planos más conocidos de Darío Argento. LO MEJOR: Los asesinatos son muy sangrientos y están muy bien filmados. LO PEOR: La gran cantidad de muertes hace que "Tenebre" tenga un guión regular a ratos, malo en numerosos momentos y aceptable muy pocas veces.
Título original: "Tenebre". Títulos alternativos: "Tenebrae", "Placer del miedo" y "Tinieblas". País y año: Italia, 1982. Director: Dario Argento. Guión de: Dario Argento. Elenco: Anthony Franciosa, Giuliano Gemma, Christian Borromeo y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?