25 ene. 2012

"Don't Be Afraid of the Dark" (2010): ¡Prefiero al Ratón Pérez!


Criaturas ancestrales, a medio camino entre gnomos o Ratoncitos Pérez del infierno, adictas a los dientes, habitan en las profundidades de una antigua casa, recluidos allí desde hace siglos.

En "Don't Be Afraid of the Dark" (2010), una niña, que se muda con su padre que está restaurando una antigua casa, descubre un sótano clausurado en el que habitan extrañas criaturas. En ese mundo onírico-infantil, estos seres empiezan a comunicarse con la pequeña a escondidas de los adultos, quienes ignoran lo que se esconde en la oscuridad.

Las criaturas, en principios adorables (cuasi muñecos de Cajita Feliz), se muestran juguetones demostrando su naturaleza manipuladora, pero escondiendo una obvia intención. Lentamente desnudarán su lado infernal y su verdadero propósito: llevar a la niña al mismo infierno.

A su vez, los adultos comenzarán a ser víctimas de los ataques de las criaturas y una incrédula mujer, interpretada por Kate Holmes, empezará a descubrir poco a poco que la imaginación infantil puede ser superada ampliamente por la relaidad.

A esta altura se puede afirmar que existe un universo propio de Guillermo del Toro ("Hellboy"; "El laberinto del fauno"), al que incluso se le da por hacer cameos "hitchkonianos" que transforman a sus películas en una especie de "Encontrando a Wally", dejando de lado un argumento predecible y lineal, con buenos efectos especiales y poco más.

Título original: "Don't Be Afraid of the Dark". Título alternativo: "No tengas miedo a la oscuridad". Países y año: Australia, Estados Unidos y México, 2010. Director: Troy Nixey. Guión de: Guillermo del Toro y Matthew Robbins (remake de un filme de 1973). Elenco: Katie Holmes, Guy Pearce, Bailee Madison, Jack Thompson y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?