23 ago. 2011

"Suspiria" (1977): Fotogramas de una pesadilla

"Nunca te sumerjas en la oscuridad
Si eres una flor de la virginidad
Manos de verdugos
Puedes encontrar
Serás la ofrenda a Satán".
"Si puedes vencer el temor" de V8.

Por Juan Martín Staffa
Argentina

Hay ciertas películas que no pueden ser descriptas, sino que deben ser vistas. Eso ocurre cuando el filme está construido de tal forma que uno se siente tan inmerso en la diégesis que plantea que es imposible abstraerse.

Dirigida por Dario Argento en el año 1977, "Suspiria" es uno de los grandes exponentes de su vasta filmografía. Filmada en el momento más prolífico de su carrera, Argento demuestra que no sólo es un director de género, sino un autor y un creador de climas.

La premisa es muy simple: Suzy Bannion (Jessica Harper) es una joven bailarina que llega a una escuela europea de ballet en la que varias alumnas han sido víctimas de horrorosos crímenes a manos de un misterioso asesino. Pronto descubrirá una macabra trama y deberá escapar antes de que sea demasiado tarde.

Lo más interesante del filme es su construcción. La puesta en escena tiene un cuidado y un preciosismo poco frecuentes en las producciones italianas de género. Si bien adolece de ciertas falencias en cuanto al guión y las actuaciones –algo característico del cine de género italiano de los '70, como el western–, la película sumerge al espectador en un mundo realmente atractivo.

Los colores saturados, los decorados de estilo gótico-romántico y la magistral música ejecutada por el grupo italiano de rock gótico Goblin –mención aparte para el clásico tema principal de la película, una especie de canción de cuna endiablada– dan a la historia un aspecto onírico ciertamente cautivante.

Ya desde el primer instante la película plantea este código de ensoñación: apenas Suzy baja del avión lleno de pasajeros, hay un plano detalle de la puerta corrediza de salida del aeropuerto que se cierra como una guillotina con un terrible estruendo –los sonidos son fundamentales para entender el filme–. Aún más, una vez Suzy afuera, la lluvia y la niebla se presentan como un personaje más. Los pasajeros se han esfumado. El rito de pasaje de Suzy se ha cumplido y ha ingresado a la pesadilla.

A partir de allí, "Suspiria" es una sucesión de climas que agobian al espectador. En esta construcción de postales oníricas reside el éxito del filme. Sin llegar a ser una obra maestra, logra lo que se propone: generar un cúmulo de sensaciones horrorosas en lo profundo del espectador. ¿Se pueden filmar las pesadillas? Parecería que no, aunque luego de ver "Suspiria" se puede llegar a afirmar lo contrario.

Título original:
"Suspiria". Títulos alternativos: "Alarido" y "Dario Argento's Suspiria". País y año: Italia, 1977. Director: Dario Argento. Guión de: Dario Argento y Daria Nicolodi, en base a un texto de Thomas De Quincey. Elenco: Jessica Harper, Stefania Casini, Flavio Bucci, Miguel Bosé y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?