2 ago. 2011

"El cebo" (1958): Una obra maestra rodada en blanco y negro

Por Pedro Sala Jiménez
España

"El cebo" (1958), obra maestra rodada en un perfecto blanco y negro, fue dirigida por el director húngaro, afincado en España, Ladislao Vajda. La película, un thriller policíaco con toques de cine negro y de suspense, cuenta la historia de un psicópata que se dedica a matar niñas. Una pequeña comunidad de las montañas de Suiza está aterrorizada por culpa de un asesino que mata a sus hijas indefensas a plena luz del día.

La razón de esta crítica es porque, aunque no pertenezca al género de terror, el filme da miedo y su asesino, aunque aparece poco, es simplemente escalofriante. No hay nada más terrorífico que un enfermo mental que esconde su trauma en el interior de su mente, llevando una vida normal.

"El cebo" es una coproducción entre España y Suiza, con importante capital español, y rodada en su totalidad en las bellas montañas helvéticas. Es una de las mayores aportaciones al cine mundial, no solo por el guión y la calidad que desprende, sino por haberse rodado en un año en el que su principal tema era considerado tabú y encima estuviera financiada por el régimen franquista.

El filme se vértebra en dos partes, una que comienza con la aparición de una niña muerta de ocho años en un bosque, iniciando de esta forma una tensa investigación policial en la que irán apareciendo pistas que armarán el rompecabezas; y una segunda parte que relata la historia de cómo el ex comisario intenta descubrir al verdadero culpable. Es aquí donde la película cobra cierto interés ético.

¿Hasta dónde se llegaría para detener a un asesino? ¿Cualquier método es justificable incluso arriesgando la vida de una niña pequeña para atrapar al criminal? Éstas y más preguntas se las hará el espectador mientras ve la película (esa criatura indefensa, es el cebo al que alude el título).

La película está rodada siendo fiel al expresionismo alemán. No hay que ser muy cinéfilo para saber que el filme de Ladislao Vajda tiene influencia de "M, el vampiro de Düsseldorf" (1931), de Fritz Lang, no solo por la temática (ambas cintas cuentan la historia de un asesino que elige a las niñas como víctimas), sino también en la fotografía, en su lujoso blanco y negro, en los detalles costumbristas, en la forma de relatar la vida cotidiana del psicópata y en el método del todo vale para detenerlo.

Además, "El cebo" tiene detalles que recuerdan el cine negro de los años 40, concretamente algún filme de Jacques Tourneur o de Fritz Lang. Planos en los que aparecen el policía y el asesino viendo un escaparate de una tienda de muñecas, mientras el investigador adivina las pasiones del criminal, o el del asesino fotografiado en contrapicado con la navaja de afeitar en primer plano ante su obseso rostro, es una muestra de lo tanto que admiraba Vajda a los maestros del género.

La película comienza muy bien, con una investigación policial a ritmo vertiginoso en la que predomina el misterio y el suspense. El problema aparece cuando termina las pesquisas. De repente, el clima del filme desaparece y solo destaca por los crescendos de la banda sonora que avisa de lo que sucederá. La cinta pierde algo de gasolina y llega hasta el final a envites algo forzados.

"El cebo" es la adaptación de la novela "La promesa" del escritor suizo Friedrich Durrenmatt. En 2001, Sean Penn dirigió "El juramento", una nueva versión con Jack Nicholson en el papel protagonista. Pese a tener más medios, mejores actores y una distribución mucha más amplia, el filme de director húngaro es mucho mejor.
EL MOMENTO: El final de la película; cargado de suspense y tensión a partes iguales. LO MEJOR: Gert Fröbe; su papel de asesino inquietante lo dejaría encasillado en papeles de perturbado. LO PEOR: Que la Policía no crea la historia del vagabundo defendiendo su inocencia (hasta el más tonto se daría cuenta que ese hombre decía la verdad). LA FRASE: "Compréndalo, yo no puedo confesar una cosa que no he hecho".
Título original: "Es geschah am hellichten Tag". Títulos alternativos: "El cebo" y "It Happened in Broad Daylight". Países y año: Alemania Occidental, España y Suiza, 1958. Director: Ladislao Vajda. Guión de: Friedrich Dürrenmatt. Elenco: Heinz Rühmann, Sigfrit Steiner, Siegfried Lowitz y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?