26 abr. 2011

"La muerte camina con tacón alto" (1972): Entre el giallo, el misterio y el suspenso

Por Pedro Sala Jiménez
España 

"La muerte camina con tacón alto" (1972) es un giallo nacido a la sombra de los que se hacían por esas fechas. La verdad es que, si no saliera un asesino con gabardina, sombrero y guantes de cuero negro, podría pasar perfectamente por una película policíaca al estilo Hércules Poirot.

Por lo general, los giallos suelen ser de facturación lenta, con muchos personajes y donde se descubre el misterio paulatinamente, eliminando a los sospechosos hasta que al final solo queda uno. El problema de esta película es que supera todos los registros de lentitud. La verdadera trama de investigación no comienza hasta la mitad y antes de eso lo único que ocurre, en el guión escrito por Ernesto Gastaldi, es el lucimiento de Susan Scott (la española Nieves Navarro, que por aquella época era la esposa del director Luciano Ercoli).

En esta parte del filme, la fotografía es colorida (habitual en dicho género), el erotismo es elegante, aunque demasiado forzado. Todo el equipo técnico es una mera marioneta para el lucimiento de la actriz, lo que supone poses eróticas, escenas de amor light y desfiles de vestidos ajustados. Hay que reconocer que la chica no estaba nada mal y que Luciano tuvo un gusto exquisito al casarse con ella.

Después, igual que ocurre en la magistral "Psicosis", a Ercoli no le tiembla el pulso a la hora de cargarse a la protagonista femenina, dando a la película un giro que nadie imaginaba y comenzando de esta forma la pesquisa policial por una parte, y la del ex novio por otra.

El filme mejora notablemente con dos líneas de investigación paralelas que al final se juntarán para la resolución del misterio. Aparecen varios sospechosos que con anterioridad no habían salido o cuyo peso era insignificante. A través de las declaraciones de los personajes, el espectador podrá ver la misma escena desde varios puntos de vista distintos, complicando de esta forma el hilo argumental.

En fin, "La muerte camina con tacón alto", aunque cataloga en el giallo, se mueve más entre el género de misterio y de suspense. El resultado final es difícil de digerir por varias razones: una porque no estamos ante el clásico giallo que tanto abundaba por esos años; la segunda porque la trama de asesinatos tarda en llegar; la tercera porque el espectador se pierde por momentos y no sabe lo que en verdad está viendo; y cuarta porque peca de ser excesivamente lenta.

Soy un admirador de este género y suelen gustarme por lo general. Y si no, siempre encuentro algo que me interese. Reconozco que esto último me pasa con esta película. No me convenció del todo, pero hay cosas que hacen que tampoco me desagrade.

Título original: "La morte cammina con i tacchi alti". Títulos alternativos: "La muerte camina con tacón alto" y "Death Walks on High Heels". Países y año: España e Italia, 1972. Director: Luciano Ercoli. Guión de: Ernesto Gastaldi, Mahnahén Velasco, Dino Verde y Manuel Velasco. Elenco: Frank Wolff, Nieves Navarro, Simón Andreu y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?