3 ene. 2011

"5150, Rue Des Ormes" (2009): La otra calle Elm

Por Alejandro Ramírez Flores
México

"5150, Rue Des Ormes" es la primera película franco-canadiense que veo, y me dejó mucho para pensar. Su premisa es muy simple, pero así suelen iniciar las buenas historias.

Yannick es un joven estudiante que llega de otra ciudad para comenzar un curso en una escuela de cine y televisión, en la cual acaba de ser aceptado. Él sale, en bicicleta, a conocer los alrededores del lugar en que vivirá grabando un poco de todo con su videocámara, y, cuando literalmente llega al final del camino, se accidenta y pide ayuda en el único lugar del que debió alejarse. Ese pequeño error cambiará su vida para siempre.

El dueño de la casa, un taxista de nombre Jacques, a quien Yannick solicita que lo lleve por el percance que tuvo, declina hacerlo pero le dice que llamará a un colega para que venga por él.

Nuestro aspirante a cineasta tiene el infortunio, o la poca inteligencia, de entrar a la casa para lavar las heridas causadas por su caída. Al curiosear en la residencia abre, literal y metafóricamente, la puerta de lo que será su cautiverio.

Enclaustrado entre cuatro paredes, y asaltado por multitud de dudas sobre cuál será su destino a manos de este hombre al que considera un psicópata, el protagonista va adentrándonos en la muy peculiar vida que lleva esta familia, de la que Jacques es comandante en jefe y el vencedor indiscutible dentro y fuera del hogar.

No por ser una cinta de lengua francesa, nos salpicaremos de sangre cual si saltáramos en una piscina de líquido sanguíneo, como nos lo han hecho sentir muchas de las recientes incursiones fílmicas de ese país. En este caso, el horror es más cerebral, la angustia mental nos llega de a poco, y no solamente afecta al prisionero doméstico, sino que todos y cada uno de los habitantes del número 5150 de la calle de Los Olmos viven en constante batalla.

Hay ciertos detalles que nos hacen dudar de la factibilidad de algunos de los sucesos que salen en pantalla, como la eterna duración de la batería de la videocámara que se vuelve un ojo más en la vida del cautivo Yannick. Si nos interesamos más por tratar de encajar las piezas, nos irá mejor que si criticamos los puntos no explicados satisfactoriamente.

Los devotos del cine de suspenso y los relatos de Hitchcock podrán encontrar, en esta cinta, una agradable historia. Para los que prefieran cuchillazos y destripaderos salpicantes, es mejor pasar de largo.

Título Original: "5150, Rue Des Ormes". Título Alternativo: "5150 Elm's Way". País y año de realización: Canadá, 2009. Director: Éric Tessier. Guión de: Patrick Senécal. Elenco: Marc-André Grondin, Normand D'Amour, Sonia Vachon y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?