22 nov. 2010

"It's Alive" (1974): Uno de los filmes más destacados de Larry Cohen

Por Jesús Ademir Morales Rojas
Editor de Trato Hecho
México

El terror siempre resulta doblemente efectivo cuando se genera desde las circunstancias menos esperadas. Tal es la razón por la cual los clásicos del género incluyen alguna escena con música calma, con risas, motivos infantiles o finales felices engañosos, para luego verse interrumpidos abruptamente por una sorpresa inesperada y sangrienta.

La película "It's Alive" (1974), mejor conocida en idioma español como "¡Estoy Vivo!", realización de Larry Cohen, parte de ese recurso argumental para desarrollar una tensa historia, con varios saltos de butaca incluidos.

Por la fresca inventiva que maneja, Larry Cohen, integrante de una familia de talentosos hombres de cine, explora los miedos asociados a la experiencia de ser padres primerizos y de la incógnita asociada a todo recién nacido, esa incertidumbre que despierta la irrupción de una persona de la que nada se sabe.

"¡Estoy vivo!" es un clásico serie B y una de las películas más interesantes de Larry Cohen. El pequeño engendro que les hace ver su suerte a los protagonistas de esta cinta es una creación del mago de los efectos especiales, Rick Baker.

Por otro lado, "¡Estoy vivo!" exhibe una trama lineal y sin altas pretensiones, por lo cual es muy efectiva. Incorpora varios trucos efectistas y un ritmo a lo Hitchcock, que se evidencia más por su excelente banda sonora, obra de Bernard Herrman.

Es importante agregar que el mismo Larry Cohen dirigiría dos secuelas bastante menores de esta serie: "Sigue Vivo" (1978) e "It's Alive 3: Island of the Alive" (1987).

Título Original:
"It's Alive". Título Alternativo: "Estoy Vivo" y "El Monstruo Está Vivo". País y año de realización: Estados Unidos, 1974. Director: Larry Cohen. Guión de: Larry Cohen. Elenco: John P. Ryan, Sharon Farrell, James Dixon y otros.

1 comentarios :

Valoro su critica, no tengo conocimientos técnicos de cinematografía, pero si el "ojo" entrenado de ver bastante cine. Desde esta perspectiva, la pélicula lejos de promover saltos, me ha generado hilaridad por lo increible de los dialogos y situaciones. Desde la pasmosa calma con que se dirige al Hospital, previa escena de un larguísimo y desubicado dialogo padre-hijo , mientrar la esposa le comunica que tiene contracciones de parto... el tipo se toma todo su tiempo y mantiene una sonrisa de feliz cumpleaños...Parecia que mas que ir a parir se dirigia a un cocktail..Ni hablar de la transición entre que nace el monstruo?, niño mutante? bestia? hasta que el marido se queda a solas con su esposa, pasa de una locura lógica ante la desaparicion del pibe a estar preocupado porque van a salir en los diarios... y al hacer referencia a su hijo dice: queda pendiente la cuestion del INFANTE... Ni que hablar de lo inversomil de la trama, el chico nace y no sabemos como mata a 7 profesionales que hay a su alrededor... Son demasiadas concesiones para "entrar" en escena... Si bien se cataloga clase B la pelicula, creo que en realidad es clase Z. Es visto cine de bajo presupuesto y muchas veces con buenas ideas,dialogos y actuaciones es superior a la mejor superproducciòn. Pero en este caso francamente pocas veces he visto algo TAN MALO, TAN MAL HECHO, con efectos tan poco creibles... Es cierto que, como usted dice en su crítica la idea original es muy buena, un bebe es un desconocido que se inserta entro dos ya conocidos, si hace le sumamos los fantasmas del embarazo y del parto, es un buen territorio para impactar en lo siniestro, mas aún cuando fue rodada la pelicula, donde no existia ecografia y demas cuestiones medicas. Imposible de ver...










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?