11 sept. 2010

"Bloody Mallory" (2002), para los amantes de lo bizarro

Por María Fernández Rua-Figueroa
España

Si la primera escena de una película está bien planteada, nos enganchará y estaremos dispuestos a interesarnos por los personajes y la trama. Una decepción en el comienzo puede ser determinante y difícil de contrarrestar.

"Bloody Mallory" tiene una forma espectacular de atraparnos. Nos sorprende con el ataque de vampiros violadores a un convento. En la sala del centro cultural de Gijón irrumpen desde ese momento las risotadas, que no cesarán hasta el final de la película.

Esta primera escena se intercala con flashbacks de Mallory (Olivia Bonamy) en su boda pegando hachazos a su marido demoníaco. A partir de ese día, se convertirá en una especie de "Buffy cazavampiros", vestida con entalladísimo cuero rojo y con un aire a Franka Potente en "Corre, Lola, Corre" (aunque personalmente me acordé más de Milla Jovovich).

En este pastiche de género fantástico, Mallory tiene que recuperar al Papa del infierno, donde lo tienen cautivo demonios, vampiros y ángeles caídos. El equipo de rescatadores, frecuentemente contratado por el gobierno para esta clase de trabajos demoníacos, se completa con una niña muda telépata que cambia constantemente de cuerpo y una drag queen experta en explosivos.

La clave de humor se rige por las parodias de clichés y la original ridiculez.

Es una buena lección de cómo, sin necesidad de excesos, con una idea original y un buen trabajo de cada área, se puede hacer una película divertida e impecable.

La puesta en escena es muy colorida y con detalles que aluden a clásicos (como los brazos que sujetan antorchas en las catacumbas del infierno) e incluso recuerda al aspecto visual de los cómics.
Sin embargo, hay una búsqueda de novedad que convierten todos estos parecidos en homenajes y no en recursos por falta de ideas.

Recomiendo a cualquiera que vea este filme, buscar detalles de referencias a películas y series porque está llena de guiños.

Título Original: "Bloody Mallory". País y año de realización: España y Francia, 2002. Director: Julien Magnat. Guión de: Julien Magnat y Stéphane Kazandjian. Elenco: Olivia Bonamy, Adrià Collado, Jeffrey Ribier y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?