9 ago. 2010

"The Signal" (2007): Cuando un buen guión desplaza la necesidad de una costosa producción

Por Julio Castillo
México

La locura esta encerrada en todos nosotros; se queda bajo llave esperando siempre a salir. La película "The Signal", de los directores David Bruckner, Dan Bush y Jacob Gentry, juega con ese elemento, con un ambiente totalmente independiente, que sirve perfectamente para este tipo de escenario donde la bajeza ya existe mucho antes de que se desate la locura.

Guiñando al género zombie, "The Signal" más que hambre por cerebros o violencia, crea una locura particular a cada personaje, enajenándolo en su propio entorno y problemas (los locos nunca se unen en un fin común). La locura se torna exactamente en lo que es: un encierro mental donde las restricciones desaparecen y los instintos más básicos surgen con toda fuerza y brutalidad.

Mientras Mya y Ben viven su romance prohibido, la señal comienza su camino de destrucción, invadiendo toda señal, valga la redundancia, y despertando instintos asesinos en la población.

Después de una gran indecisión, Mya regresa con su marido Lewis para encontrarse con situaciones violentas en la calle y no encontrar alivio en su hogar, en el cual Lewis más que enamorado, parece obsesionado con ella.

La señal viaja con más velocidad y en unos minutos la destrucción se desata, poniendo a casi todos en un estado de violencia sin control. Los pocos que no se afectan se ven envueltos en la destrucción y tratando de sobrevivir. Es cuando Mya, después de presenciar la locura de Lewis, decide ir a buscar a Ben, de quien nunca debió haberse separado.

La historia, a pesar de moverse en un ámbito mil veces visitado, logra eludir la mayoría de los clichés, incluso permitiéndose una dosis bastante divertida de humor negro. A pesar del bajo presupuesto, los efectos logran la violencia extrema que toda película de terror debería tener.

El viaje cruzado entre Ben y Mya termina de una forma que, si se hubiera profundizado más en su relación, bien hubiera podido ser la película con el final más emotivo del 2007.

Una vez más se demuestra que cuando hay ingenio, un buen guión y gore fuerte, no hacen falta los millones de dólares en producción.

Título Original: "The Signal". Títulos Alternativos: "La señal" y "La transmisión". País y año: Estados Unidos, 2007. Directores: David Bruckner, Dan Bush y Jacob Gentry. Guión de: David Bruckner, Dan Bush y Jacob Gentry. Elenco: Anessa Ramsey, Sahr Ngaujah, AJ Bowen, Matthew Stanton y otros.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?