28 jul. 2010

“Shaun of the Dead” (2004), comecerebros persiguiendo a descerebrados


Por David Coll
España

El director Edgar Wright (“Hot Fuzz”) y el actor y guionista Simon Pegg (“Nueva York para Principiantes”, “Hot Fuzz”) decidieron realizar una película en homenaje al género zombi y a George A. Romero, al ser fanáticos de la categoría y del famoso director. 

Los dos coincidieron en la exitosa serie inglesa “Spaced”, y allí surgió la idea de desarrollar una pieza de culto a este autor y otras celebridades como John Carpenter, Peter Jackson y Sam Raimi.

Este filme es una especie de mezcla entre cine de terror, comedia y romance. Algunos la han etiquetado como “una comedia romántica donde aparecen muertos vivientes”, pero realmente es “una película de humor negro y zombis, donde el protagonista está enamorado”, que no es lo mismo.

La película nos cuenta la historia de Shaun (Simon Pegg), un hombre que casi ha cumplido los treinta, trabaja en una tienda de electrodomésticos y su única razón de ser es ir a su pub favorito, el Winchester, con su mejor amigo Ed (Nick Frost), para emborracharse.

Su novia Liz (Kate Ashfield), se da cuenta de que permanecer al lado de Shaun no le permitirá evolucionar en su vida, y decide terminar la relación.

Shaun está destrozado y en ese momento se da cuenta que está enamorado de Liz y que hará lo que haga falta para recuperarla. Pero un “perdona” y unas flores no serán suficientes, tendrá que hacer algo más complicado: rescatarla de una invasión de cadáveres resucitados que está acechando la ciudad de Londres, Inglaterra.

Ed y Shaun idean un plan para salvar a la madre de éste cuyo marido ha sido mordido por un fiambre andante, rescatar a Liz de su apartamento (y de pasada a sus pedantes amigos) y refugiarse en el sitio que ellos creen más seguro de la zona: el Winchester. A parte de todo esto, tendrán que esquivar los permanentes ataques de los mastica-carne armados con una pala y un bate de criquet.

En "Shaun of the Dead" no se llega a sentir terror, ni inquietud, y apenas te preocupas de cual será la suerte de los protagonistas. Es más, la mayor parte de la película sucede en un domingo por la mañana, no en una noche cerrada que impida la posibilidad de ver venir a los muertos.

Lo que de verdad importa en esta película es el tono humorístico con el que sus personajes se relacionan entre sí e intentan que no se los coman. Por ejemplo, llama la atención la manera en que los dos protagonistas intentan deshacerse de los primeros zombis que ven, cuando pretenden matarlos lanzándoles discos de vinilo a la cabeza.

Llena de referencias a otras películas y autores (como cuando los protagonistas se refugian en la bodega del Winchester, que es una clara alusión a “La Noche de los Muertos Vivientes” de George A. Romero), esta cinta es indispensable para cualquier amante del género, ya que, aunque la mayoría del tiempo hace reír, no le falta ninguna característica que los fanáticos buscan en este tipo de películas: sangre, gore, epidemia y muertos.

Título Original: "Shaun of the Dead". Títulos Alternativos: "Zombies Party", "El Desesperar de los Muertos”" y "Muertos de Risa". País y año de realización: Inglaterra, 2004. Director: Edgar Wright. Guión de: Edgar Wright y Simon Pegg. Elenco: Simon Pegg, Kate Ashfield, Nick Frost, Bill Night y otros.

2 comentarios :

Haste de Zombieland, Shaun of the Dead era mi favorita, tiene sus buenos momentos, aunq a veces se vuelve lenta, pero es genial, me encanta la secuencia antes de q la gente se vuelva zombi, al otro día es casi lo mismo...pero con zombis... toda una joya :P

Hola Terrorifilio, gran película y enorme blog. Lo seguiré atentamente Lo he conocido a través de amigos comunes y quería proponerte intercambiar enlaces con el mio que es un mero catálogo espero que muy extenso en el futuro, de películas de/con zombies
con un breve comentarios y enlaces.
El Blog Zombie del Alimaña

http://blogdealimana.blogspot.com/

Espero que te guste si no lo conoces. Muchas gracias anticipadas y enhorabuena por tu blog, ya estás enlazado










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?