22 jul. 2010

Criticando a la película "Eclipse": Vampiros cero calorías


En la película "Eclipse", la tercera entrega de la saga juvenil Twilight, encontramos personajes dignos de una "cajita feliz".

Tenemos chica histérica (interpretada por actriz que hace de histérica y/o afectada) que va del vampiro “cornudo-soso-sin-carisma” al "indio-lobo", al que quiere lavarle la ropa interior en la "tabla de lavar" de los abdominales; metamorfos (no licántropos) con el torso desnudo que padecen el síndrome de Hulk (¿no usan camisa para no romperla?, ¿qué pasa con los pantalones?); y vampiros que entran "como perico por su casa" sin ser invitados, con brillantina, cero sangre, cero sexo, cero terror... ¡WTF!

Shakespeare sigue siendo "afanado afanosamente" con una malograda historia de Romeo y Julieta. Dakota Fanning arruinó su carrera con esto. Y sin mencionar, que cuenta con la batalla más sosa de la historia de las batallas del cine.

Arriba el fundamentalismo cinéfilo. Si los vampiros salen de día, mueren instantáneamente; no pueden ver la cruz; no se reflejan; duermen en ataúdes con la tierra de su país; se alimentan de sangre humana y no de animales (maldita moda ecologista-gore); y se vuelven cenizas cuando mueren.

Para colmo de males, parece que los personajes principales se casan. Volvé Lugosi, Batman o cualquiera... ¿Quedan dos más? ¡Socorroooo!

Título Original: "The Twilight Saga: Eclipse". Título Alternativo: "Eclipse". Año y país de realización: Estados Unidos, 2010. Director: David Slade. Guión de: Melissa Rosenberg, en base a la novela homónima de Stephenie Meyer. Elenco: Robert Pattinson, Kristen Stewart, Taylor Lautner, Dakota Fanning y otros. VER TRÁILER en el sitio web oficial de la película.










¿Ya nos seguís en Facebook? ¿Qué esperás?